Elige Fuente


Casa Amarilla de Alejandro Soffia

La Casa Amarilla es una residencia prefabricada que se emplaza en el bosque de Pucón y marca un nuevo estilo de construcción utilizando paneles aislados estructurales livianos (SIP) para la estructura, la cual fue cubierta con paneles de metal ondulados pintados de color amarillo brillante, que le da un aspecto homogéneo y contrasta además con el verde del bosque.

Esta casa se construyó a partir de un módulo prefabricado con distintos tamaños estandarizados que permiten que se adapte a diferentes funciones del programa, tales como, cocina, comedor, sala de estar, biblioteca, dormitorios y baños.

“Si se crea un sistema prefabricado que tiene un buen diseño arquitectónico, puedes reproducir esta calidad tanto como lo necesites, dentro de las leyes de series de producción cortas y largas.” Alejandro Soffia, Bienal Arquitectura.

Autores: Alejandro Soffia
Colaborador: Francesco Borghi, Sebastian Worm, Gerardo Bambach
Bocetos: Alejandro Soffia, Francesco Borghi, Sebastian Worm, Matias Miranda, Martí Campabadal
Modelo: Alejandro Soffia
Ubicación: Río Plata, Pucón
Superficie de Proyecto: 100 m2
Área del terreno: 1050 m2
Costo: 28 UF/m2
Año de Proyecto: 2016
Año de Construcción: 2017
Ingeniero Estructural: Jorge Acuña
Sistema de construcción: Paneles SIP
Presupuesto: UF 29 / m2
Publicaciones: Inhabitat, Dezeen, Arquine, ArchDaily, Detail
Fotografía: Juan Duran-Sierralta, Mathias Jacobs


A lo largo del exterior de la Casa Amarilla, los paneles negros corren y se combinan con las columnas negras que elevan la casa sobre su sitio en pendiente en Pucón. Los módulos individuales están ocultos debajo de la carcasa.

Además, para este proyecto, Soffia seleccionó un tablero de hebra orientada para el soporte estructural y poliestireno para la capa intermedia de aislación térmica, adaptando el espesor de este último, según el uso de cada panel.

Las paredes estructurales miden 116 milímetros de espesor, mientras que las losas estructurales miden 210 milímetros. Estos se mantienen unidos por juntas de madera.

Con el proyecto de la Casa Amarilla, Alejandro Soffia realizó un aporte en torno a los métodos de prefabricación, métodos de construcción, reducción de costos, velocidad de construcción y capacidad de replicarla.

En el interior, las paredes, pisos y techos están cubiertos con tablas de madera. Se agregan varios detalles de madera, como una escalera y una estantería para combinar.

Si bien parte de la carpintería se deja intacta, las porciones se lavan en negro. La cocina, la sala y el comedor están completamente oscurecidos para combinar con los gabinetes de la cocina, junto con un fuego de leña negro.
Un par de asientos de cuero marrón compensan estos tonos oscuros y se enfrentan a una gran ventana que ofrece vistas a los alrededores del bosque. Esta apertura es una de las que se presentan en toda la residencia, con asientos ubicados de manera similar para aprovechar al máximo las vistas.

Aberturas adicionales en las paredes ofrecen acceso a pequeños patios. Uno de estos conduce a una cubierta de madera que baja por el bosque.

 

Memoria de los arquitectos.
La población humana está aumentando en casi un 2% al año. La necesidad de refugio para desarrollar nuestras actividades diarias termina en algo que llamamos entorno construido. Éste debe proporcionar buenas condiciones de vida, como espacio cómodo, luz natural, buena acústica, etc. Pero el entorno construido fuerza también un diálogo con el entorno natural, relación que debe ser sostenible. Así desde mi punto de vista, la arquitectura se enfrenta dos principales desafíos humanos. Primero, disminuir su impacto sobre el equilibrio de la naturaleza, y segundo, construir muchos metros cuadrados de buena calidad para la población actual y futura.

Suena de perogrullo, pero los intereses contemporáneos de la academia parecieran obviar ambos puntos. Ahora mismo estoy como arquitecto en el segundo desafío, tratando de desarrollar sistemas constructivos que integren un buen diseño (verdadero/bello). Es por eso que seleccioné la prefabricación como una estrategia para construir mis proyectos, pero también para aprovechar sus virtudes durante el proceso de diseño.

La hipótesis proyectual es que si se crea un sistema prefabricado que tiene un buen diseño arquitectónico, puede reproducirse esta calidad tantas veces como se necesite. Ya sea como series cortas vinculadas a una producción casera personal, o series largas para poblaciones programadas. Y si resulta que la producción industrial en serie de edificios se pone aburrida, también es posible personalizar la forma y las funciones de este sistema. Todas estas virtudes, además de los beneficios clásicos de la Prefabricación como son acelerar el proceso de construcción, tener más control sobre la calidad de los elementos constructivos y el control y la disminución de los costos.

Casa Amarilla es el tercer nombre de esta casa. Primero fue Casa Plateada, debido al color de los árboles circundantes durante el invierno. Luego vino el nombre de Casa Desafasada, que está relacionado con el movimiento de los planos verticales de la composición volumétrica del proyecto. Pero cuando la casa se puso amarilla, en la decisión sobre la cobertura externa, el color era demasiado poderoso para conquistar el nombre final de la casa.
En este proyecto, el sistema prefabricado no solo se utiliza en el aspecto de la construcción de la casa, sino también en la forma en que está diseñada. Así que al principio elijo un panel de losa, como la unidad dimensional en el plan. Este panel puede ser de 122 x 244 cm (4×8 pies), 122 x 366 cm o 122 x 488 cm. Luego transformo esas losas en un volumen agregando paredes modulares (244 cm de altura) y techo.

El resultado lo he llamado módulo espacial que es un espacio definido por dos paredes y dos losas. Después, ajusto las necesidades de la dimensión de cada recinto, a aquello que es similar en los módulos espaciales SIP. Así la multiplicación de estos módulos crea cada recinto o en otras palabras, módulos programáticos. Al final del diseño conceptual, ordenó todos los módulos programáticos primero por sus relaciones internas, luego el contexto físico, y finalmente ahí está el espacio y la forma resultantes.

 

Tags

Alejandro Soffia, Casa Amarilla, Casa Amarilla de Alejandro Soffia, Francesco Borghi, Gerardo Bambach, Sebastian Worm, Yellow House, Yellow House de Alejandro Soffia

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha