Elige Fuente


Casa familiar en Bratislava

Situada en el extremo norte de la localidad eslovaca de Jarovce, en una zona de casas familiares, esta vivienda pertenece a una pareja de la tercera edad que tiene nueve nietos. La edificación se levanta en un terreno plano de 661 m² y se encuentra en el lado norte de cara a garantizar el uso óptimo de la propiedad. El proyecto de diseño, realizado por el estudio Compass architekti, debía considerar tres requisitos fundamentales para los propietarios: que fuera una casa pequeña, sin escaleras y con mucho espacio para sus nietos.

La respuesta del estudio fue una bella composición en forma de L, cuyas dos alas definen un jardín cubierto de césped, donde se puede disfrutar del sol y del aire libre sin ser vistos gracias a una pared de hormigón. La losa del techo, en este mismo material, está omnipresente en todo momento y conecta perfectamente todos los espacios de la casa.

Explica el estudio que “la losa se inclina desde el interior hacia el exterior y guía la visita a la casa desde la misma entrada a las zonas más íntimas de la vivienda”. La zona en voladizo, que discurre en paralelo al entarimado de madera del suelo, ha sido configurada y calculada para regular la radiación solar y la temperatura interior en función de la trayectoria del sol.

A la zona en la que interseccionan las dos alas se le ha dado una forma curva, que crea un área mucho más amplia de terraza, convirtiéndose en el lugar perfecto para cenar o comer, el espacio que integra el jardín y el interior, desdibujando los límites entre la principal estancia de la casa, la zona de estar, y el espacio de ocio exterior.

La distribución se ha hecho de forma tradicional y funcional: por un lado, la zona de día, y, por otro, la zona de noche. Dicen los autores del proyecto que “la zona de día es transparente, está conectada al jardín y es fácil de comprender. Aquí, los nietos pueden verse y están vigilados”. La zona más privada se encuentra detrás de un frontal  de madera que unifica la pared y las puertas de habitaciones y baños. Además, disfruta de un segundo jardín, éste privado. Este espacio se convierte en un tranquilo refugio frente al ruido que hay en jardín delantero.

En los interiores de la vivienda, de la combinación del techo de hormigón, las paredes y las puertas de madera, el pavimento continuo gris y la carpintería y algunas piezas de mobiliario de color negro emerge una atmósfera de equilibrio y serenidad, donde disfrutar plenamente.

Fotos: BoysPlayNice

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha