Elige Fuente

disenoarquitectura.cl-Casa-Ghat-Max-Nuñez-arquitectos-foto-01

©Roland Halbe

disenoarquitectura.cl-Casa Ghat-Max Nuñez arquitectos-foto 11

©Roland Halbe

S: Dachterrasse

©Roland Halbe

disenoarquitectura.cl-Casa Ghat-Max Nuñez arquitectos-foto 10

©Roland Halbe

NW: Totale

©Roland Halbe

Casa Ghat de Max Núñez Arquitectos

En un terreno con 25 grados de pendiente, esta casa ubicada en Cachagua, Chile, destaca por sus inéditos recorridos condicionados por la topografía del lugar. Proyectada por el arquitecto Max Núñez, la Casa Ghat recibió el premio Best New Private House 2018, prestigioso reconocimiento que entrega la revista inglesa Wallpaper en el marco de los Design Awards, que cada año destacan lo mejor del diseño a nivel mundial.

Autor: Max Núñez Arquitectos
Arquitecto asociado: Stefano Rolla
Ingeniero Estructural: Mauricio Ahumada
Contratista de Obras: Francisco Álvarez
Diseño de Paisaje: Alejandra Marambio
Inspección Técnica: Alfonso Bravo
Iluminación: Estudio Par
Premios: Best New Private House 2018 de los Design Awards
Publicaciones: southa, Revista Casas
Fotografías: Roland Halbe

Según señala el arquitecto en entrevistas, se trató de un encargo muy abierto en términos formales y espaciales, con una pendiente pronunciada, donde el único requerimiento de los dueños era poder situarse sobre el terreno de la manera más natural posible y en términos programáticos,  espacios privados propios e independientes para cada miembro de la familia, diferenciados entre sí.

De esta forma, la superficie inclinada del techo se diseñó paralela a la pendiente natural del sitio y debajo de este plano oblicuo, se proyectó un espacio interior diagonal que contiene los diferentes programas de la casa. La monotonía del plan libre se redefine por la pendiente, creando una topografía interior de diferentes niveles con distintos tamaños y alturas.

La casa propone una topografía interna bien compleja de recorridos y lugares que se conectan con distintas escaleras, esto permite que la casa se recorra de muchas formas, dándole un mayor grado de informalidad, lo que creo que es importante en una casa de playa, porque esto hace que se distinga de una casa en la ciudad, donde lo estrictamente utilitario tiene mayor relevancia. Acá las relaciones pueden ser un poco más libres y los límites entre los espacios más difusos.

Las 15 columnas de hormigón con diferentes tamaños y formas que soportan el techo también condicionan la espacialidad de la casa. Su geometría fue determinada por sus necesidades estructurales y sus formas heterogéneas logran individualizar cada columna como un elemento singular, evitando la lectura de una grilla estructural rígida que ordena el plan.

Cada columna genera un punto particular en el espacio y el encuadre del paisaje entre ellos es siempre diverso. Cuatro volúmenes más ligeros revestidos de madera interfieren con la superficie del techo y el espacio debajo de él. Tres de estos volúmenes contienen las habitaciones privadas, y el cuarto, más pequeño en dimensiones, contiene un acceso directo al techo desde el interior. Estos volúmenes se encuentran debajo, al lado y encima del techo, estableciendo relaciones ambiguas entre las áreas privadas y públicas de la casa. Además del programa familiar, el proyecto incorporó un pabellón superior paralelo a la pendiente, volumen que tiene un estar/cocina propio que permite que las visitas puedan ocupar la casa con absoluta independencia, ya que se comunica con ella a través de un corredor exterior.

Respecto a la elección de materiales, hormigón y madera, el arquitecto comenta que la idea inicial era que los espacios comunes estuvieran dispuestos en distintos niveles bajo la gran cubierta inclinada y que este espacio fuera una ‘obra gruesa’ de hormigón armado, sin mayores terminaciones.

Luego, para darle mayor habitabilidad a este interior, hubo partes o piezas menores que se diseñaron en madera de lenga: la cocina, los dormitorios y baños, dándole una dimensión más cálida a estos espacios más íntimos del programa.

Memoria del arquitecto

Un continuo vuelo de escaleras cubre el techo de esta casa diseñada en Chile por Max Núñez Arquitectos, la que corre paralelo a la empinada pendiente del sitio hacia el Océano Pacífico. Casa Ghat está ubicada en la región de Valparaíso, específicamente en el sector de Cachagua aproximadamente a dos horas al norponiente de Santiago. Está situado en una dramática pendiente con vista al mar, una característica que ayudó a informar el diseño de la firma de arquitectura.

La casa está ubicada en un terreno con una inclinación de 25º. Su diseño, estructura, organización interna y el estilo de vida propuesto en su interior estuvieron determinados por las condiciones preexistentes de la topografía. La superficie inclinada de la cubierta es paralela a la pendiente natural del lugar y está ocupada por una gran escalera de inusuales proporciones para un programa doméstico. Debajo de este plano oblicuo, un espacio interior diagonal contiene los diferentes programas de la casa. La monotonía de la planta libre es redefinida por la pendiente, creando una topografía interior de diferentes niveles con diferentes tamaños y alturas.

La cubierta está sostenida por 15 columnas de hormigón de diferentes tamaños y formas. Su geometría estuvo determinada por sus necesidades estructurales y sus formas heterogéneas logran individualizar cada columna como un elemento singular, evitando la lectura de una cuadrícula estructural rígida que ordena el plano. Cada columna genera un punto particular en el espacio y el encuadre del paisaje entre ellas es siempre diverso.

Cuatro volúmenes más ligeros revestidos de madera interfieren con la superficie del techo y el espacio debajo de él. Tres de estos volúmenes contienen las habitaciones privadas, y el cuarto, de dimensiones más reducidas, contiene un acceso directo al tejado desde el interior. Estos volúmenes se sitúan bajo, al lado y por encima del tejado, estableciendo relaciones ambiguas entre los espacios privados y públicos de la casa.

Tags

Casa Ghat, Casa Ghat de Max Núñez Arquitectos, Max Núñez Arquitectos, Stefano Rolla

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha