Elige Fuente


Casa Ocho Quebradas de Alejandro Aravena & Elemental

El Diseño de ELEMENTAL para la Casa Ocho Quebradas está inspirado en el agreste paisaje del sitio en que se emplaza; un acantilado en la costa de los Vilos, en la región de Coquimbo, Chile.

Autor: Elemental
Equipo Profesional: Alejandro Aravena, Víctor Oddó, Gonzalo Aretaga, Diego Torres, Juan Cerda.
Ubicación: Los Vilos, Coquimbo, IV Región, Chile.
Colaboradores: Alexander Frehse, José Esparza, Carlos Portillo, Isaías Moreno, Clémence Pybaro, Suyin Chia. (Equipo de Diseño).
Superficie construida: 289 m2.
Mandante: Ocho al Cubo.
Ingeniero estructural: Luis Soler P. & Asociados,
Ingeniero mecánico: Geocav Ltda.
Interiorismo: Elemental e Interdesign.
Año proyecto: 2014.
Año construcción: 2014.
Materiales: Hormigón, perfiles de aluminio pintado en negro y vidrio,
Fotografías: Elemental.

La casa Ocho Quebradas, pertenece al modelo de gestión de Ocho al Cubo que es bastante único.

Desde un comienzo el arquitecto tiene total libertad para crear el diseño que quiera sin mediar ninguna petición del futuro dueño.

Cada casa se compra en verde y se financia con el dinero que va entregando el propio cliente.

Cada una cuesta más de 20 mil UF, sobre 400 millones de pesos. Sin embargo, Ocho al Cubo no es un negocio.

Aquí se paga lo que cuesta el terreno, la construcción y los gastos operacionales.

“Son casas de colección, únicas y eso lo debe entender el dueño”.

“El objetivo final es incentivar la creatividad de los arquitectos jóvenes. Empezamos con estas lumbreras de la arquitectura mundial, pero más adelante serán jóvenes desconocidos los que construyan estas casas.”

Felipe Assadi, Cristián Undurraga, Max Núñez y la oficina de Izquierdo y Lehmann, son algunos de los arquitectos chilenos que también realizaron casas en la Etapa 2 de Ocho al Cubo.

Memoria de los Arquitectos
El diseño robusto, incluso primitivo, para una casa de fin de semana se inspira en la idea de los arquitectos de que “una casa de fin de semana es en última instancia, una especie de refugio donde las personas dejan suspender las convenciones de la vida para volver a una estado de vida más esencial”, la casa posee una composición simple e incorpora características como una una chimenea central y una sala principal que se puede abrir hacia el exterior.

“A decir verdad, hemos estado tratando últimamente de ser lo más primitivos posible. En una época donde el hambre por lo nuevo está amenazando a la arquitectura de convertirse en algo inmediatamente obsoleto, nosotros buscamos la atemporalidad” explica Elemental.

“En este caso, el lugar y el programa permitieron que naturalmente nos moviéramos hacia lo arcaico.”

El edificio se compone de tres volúmenes: uno vertical, que alberga los dormitorios y baños, un volumen bajo y horizontal que incluye la sala de estar principal,  y la conexión de los dos, que es un volumen oblicuo que actúa como chimenea.

Los arquitectos vieron este último volumen como la pieza central de su diseño, que encarna el espíritu deseado de primitivismo.

Con la intención de que “no fuera una chimenea (que ya es algo civilizado), sino que un fuego (que es uno de los logros más revolucionarios del hombre).”

La casa se estructura casi en su totalidad en hormigón, e incorpora en la superficie de la terraza de la azotea, la misma madera que se utiliza para el encofrado.

Esperamos que estas piezas envejezcan como una piedra, adquiriendo parte de la brutalidad del lugar, pero sin dejar de ser suave para que las personas disfruten de la naturaleza y la vida del lugar”, afirman los arquitectos.

Tags

Alejandro Aravena, Casa Ocho Quebradas, Casa Ocho Quebradas de Alejandro Aravena, Casa Ocho Quebradas de Elemental, Casas Ocho al Cubo, Diego Torres, Elemental Arquitectos, GOnzalo Aretaga, Juan Cerda, Víctor Oddó

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha