Elige Fuente


Casa Till de WMR Arquitectos

Los clientes alemanes querían que no alterara el paisaje natural. Para ello, los arquitectos la hicieron prácticamente invisible, aislada de otras viviendas en un radio de kilómetros, escondida en un terreno de la costa, debido a la pendiente, en un acantilado de Los Arcos, posee increíbles vistas del océano. Vista desde el otro lado, destaca por sus ángulos pronunciados y las formas geométricas en contraposición con la suavidad del paisaje.

Autor: WMR Arquitectos.
Arquitectos: Felipe Wedeles, Jorge Manieu y Macarena Rabat.
Superficie: 185 m2.
Año: 2014.
Publicaciones: ArchDaily, despiertaymira, web del autor.
Materiales: Madera local (2″x6″), vidrio.
Proveedores:
B&P, Behr, Codelpa, Indalum.
Fotografía: Sergio Pirrone.B&PBehrCodelpaIndalum

Las puertas correderas otorgan una distribución flexible del espacio y potencia las vistas al exterior, sobretodo en la cubierta, en la que se encuentra la terraza-solarium debido a su exposición al sol, accesible desde el sendero que conecta la casa con el entorno. En cuanto a la sostenibilidad del proyecto, la huella de carbono es mínima, se utilizó madera de pino local para la construcción.


Memoria.

El encargo consistió en un pequeño refugio de fin de semana para una pareja alemana-chilena.
El lugar es un borde costero con una línea de acantilados de 10 kilómetros de largo y de 200 metros de altura donde nunca antes han existido edificaciones. Históricamente en este lugar siempre se ha trabajado la recolección de cochayuyo (alga chilena) y también la recolección de mariscos. El acceso a la playa se realiza por senderos muy difíciles que toman mucho tiempo recorrer.
La casa se emplaza en una punta de un acantilado con quebradas hacia el poniente, norte y oriente de la casa en una situación de isla.
Esta casa se proyectó en un módulo de 3.2 m x 3.2 m en madera donde todo su esqueleto (pilares y vigas) quedan a la vista. Todo este esqueleto se impregnó con carbolineo (color negro) y las forros de muro en café oscuro. Los interiores se trabajaron con blanco en los muros, cielos y piso de madera.
Se consideró una materialidad muy sencilla (madera, zona forestal) y mano de obra local (muy económica). Dos dormitorios, el estar, comedor y cocina comparten el mismo ambiente. Durante el día todos estos recintos dialogan generando una especialidad muy flexible en su uso. Durante la noche se corren grandes puertas correderas que dan privacidad a los dormitorios separando los ambientes.
El volumen de la casa se desarrolla en un nivel en un cuerpo de 6m x 12m. Junto a este espacio se proyectaron grandes terrazas hacia el poniente, norte y sur de la casa dando respuesta al asoleamiento predominante de la tarde. Estas terrazas se trabajaron con un palillaje de 2”x 6” separados 2“ generando una textura de sombra en todas las terrazas. En el techo de la casa existe otra terraza de buen tamaño 100% asoleada.
Hacia el sur de la casa existe una cuba (piscina de agua calentada con leña) conectada con una rampa de madera que empalma con otro volumen de invitados.
El entorno de la casa es muy potente, hacia el poniente el Océano Pacífico desde un punto de vista muy alto. Hacia el norte, sur y oriente vistas muy potentes hacia los acantilados más cercanos.

Tags

Casa Till, Casa Till de WMR Arquitectos, Felipe Wedeles, Jorge Manieu, Macarena Rabat, WMR Arquitectos

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha