Espacios públicos, edificaciones y medidas de accesibilidad

El 4 de marzo de 2016 se publicó en el Diario Oficial el nuevo Decreto Supremo 50 de Accesibilidad Universal que modifica la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción del Ministerio de Vivienda y Urbanismo, reglamento que regula los estándares de diseño y construcción en Chile.

Con lo anterior, se da cumplimiento a la Ley N°20.422 y sus principios de accesibilidad y diseño universal que son fundamentales para promover la Igualdad de Oportunidades e Inclusión Social para Personas con Discapacidad. Esto implica un gran avance considerando que, del total de la población, la accesibilidad para aproximadamente un 13% que tienen discapacidad es urgente, para una importante cantidad de personas con movilidad reducida es necesaria, y finalmente a todas las personas nos beneficia.

Cabe destacar que en esta modificación se define la Ruta Accesible aplicable a espacios y edificaciones públicas y privadas como un concepto estructural. Asimismo, incorpora los requerimientos de accesibilidad como parte de los procesos formales de solicitud de permisos de edificación, y junto con ello, determina medidas de accesibilidad, a través de estándares técnicos que desde ahora es indispensable cumplir.

Museo de la Memoria, Santiago

Esta publicación representa un hito relevante ya que beneficia a todas las personas con discapacidad, movilidad reducida, adultos mayores y mujeres embarazadas a poder acceder, desplazarse y usar con mayor facilidad, seguridad y autonomía los espacios públicos y edificaciones de la ciudad.

Este cambio normativo es fundamental para la construcción de un país accesible que permita la inclusión social de las Personas con Discapacidad y con movilidad reducida.

La nueva Ordenanza General de Urbanismo y Construcción permitirá mayor accesibilidad en lugares como plazas, parques, pasarelas, centros cívicos, espacios peatonales y otros espacios públicos que permitan la participación de Personas con Discapacidad en condiciones de igualdad. Lo mismo ocurrirá en los nuevos proyectos de edificios de uso público o que presenten servicios a la comunidad.

Por último, la publicación de este reglamento establece plazos para la implementación de adecuaciones de accesibilidad en los edificios públicos o aquellos que presten un servicio a la comunidad, lo que implica un trabajo pemanente, metódico y priorizado para construir así un Chile Accesible e Inclusivo, por lo que estamos abordando de manera intersectorial una estrategia país para que efectivamente se generen estos cambios.

Fuente: ChileAccesible / Senadis