Elige Fuente


Galpón Scanavini de Cecilia Wolff+Juan Sepúlveda Grazioli

La recuperación de estas bodegas de inicios del siglo XX, ubicadas en Santiago y construidas en albañilería simple, se destaca por el descubrimiento de la desconocida cava subterránea, la decisión del mandante y la pulcra intervención de los arquitectos Cecilia Wolff y Juan Sepúlveda.

Este tipo de construcción tipo taller o bodegas, de dimensiones reducidas, cuyas luces son de 15 metros aprox. es muy frecuente de la época y ha sobrevivido a los frecuentes terremotos y con bastante dificultad a la ambición inmobiliaria.

La recuperación pone en valor la fábrica de albañilería vista y el volumen original del edificio ejecutando refuerzos estructurales, tras el 27F en el edificio preexistente.

Arquitectos: Cecilia Wolff Cecchi y Juan E. Sepúlveda Grazioli
Año proyecto:
2009-2011
Colaboradores: Catalina Michael Flaño
Constructora: La Hacienda
Superficie construida: 700 m2
Ingeniero Calculista: Alfonso Larraín Vial
Publicaciones: Arquitectura en Acero, ArchDaily
Fotografías: reves

Es importante resaltar el refuerzo de la fachada norte, ya que, sobre la albañilería se ancla una malla electro soldada que se carga con mortero de cemento y arena hasta espesores de 80 mm formando un murete que envuelve al muro original. Además, la nueva estructura de cubierta y el frontis sur posee acero y alterna finamente con la estructura de madera recuperada.

Pintada de negro para destacar su contemporaneidad, su presencia no es excesiva ni demasiado ausente, es justa. Las proporciones y densidades de los elementos nuevos y recuperados están en un delicado balance. También es justo el aporte de luz y la transparencia parcial de la cubierta.

Memoria de los arquitectos
El cliente, la empresa nacional de quincallería Scanavini, ubicada en el barrio Club Hípico,  adquiere el galpón, sin saber de la existencia de una cava subterránea. Su descubrimiento resultó ser una grata sorpresa y el empuje para la idea de conservar esta infraestructura.

La cava se encuentra al centro del galpón de albañilería, edificio de gran valor patrimonial cuyo estado de conservación, era regular. Como premisa de diseño, se tomó la decisión de recuperar lo más posible el edificio e intervenir de manera precisa y sutil en los casos que no fuera posible restaurar.

El galpón y cava,  están construidos con el sistema de albañilería simple, sin refuerzos de hormigón armado (H.A.). La ausencia de H.A. es un indicador de la época en que fue construido el conjunto, pues este sistema se introdujo alrededor de los años 20 en Chile.

Al momento de iniciar los trabajos de restauración, en enero de 2010, el galpón se encontraba sin su fachada  sur y con el muro norte agrietado en su parte superior. Luego del terremoto 27F la punta del muro colapsó pero  los levantamientos críticos ya habían sido hechos, por lo que pudo restaurarse con la forma original.

Para el muro sur, inexistente, se decidió utilizar una estructura de acero anclada a muretes laterales de HA. Similar solución constructiva se ideó para la cubierta: una estructura de acero apoyada en una cadena de coronación de H.A. que recorre los muros oriente, norte y poniente y se ancla en la nueva fachada sur de acero. Todas estas fueron pintadas en negro para denotar su diferencia con el resto de los materiales.

El revestimiento de la fachada  sur se realizó en acero corten perforado, con el diseño de la fachada original en negativo, enlazando pasado y contemporaneidad.

 

Tags

Cecilia Wolff, Cecilia Wolff Cecchi, Galpón Scanavini, Galpón Scanavini de Cecilia Wolff y Juan Sepúlveda Grazioli, Juan Sepúlveda, Juan Sepúlveda Grazioli.

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha