Iluminación LED recupera espacio nocturno entre Las Condes y Vitacura

El proyecto Túnel Kennedy y Nudo Vespucio, entre la ex Rotonda Pérez Zujovic y Av. Américo Vespucio, fue la mayor obra del programa de infraestructura vial de Santiago Centro Oriente de los últimos años, siendo una de las más relevantes a nivel latinoamericano. Se trata de un conjunto de modernizaciones destinadas a mejorar la conectividad vial de la capital chilena.

El proyecto también implicó la recuperación de áreas verdes que no eran mayormente utilizadas, en una zona que conecta las comunas de Las Condes con Vitacura. En dicho lugar, existía una explanada de pasto que en la noche quedaba en penumbra.  En ella se habilitaron senderos y áreas verdes iluminadas con tecnología LED, misma que se utilizó para los pasos de cebra aledaños, generando mayor seguridad para peatones, deportistas, ciclistas y conductores, en especial, en la noche.

Los senderos peatonales ahora evitan que las personas convivan con los ciclistas en la penumbra, como ocurría hasta hace poco, con el riesgo de producir accidentes. Se agregó una zona dura que también se iluminó con tecnología LED, la que permite además visibilizar los atractivos de esa zona, invitando a que las personas usen estos espacios para transitar entre Av. Américo Vespucio, Alonso de Córdoba y Av. Kennedy.

Para ello, se instalaron luminarias de la multinacional belga Schréder, modelo YOA de 24 led y 55 watts con óptica simétrica para las zonas peatonales y explanada, mientras que para los pasos de cebra aledaños se usaron Teceo de 24 led y 55 watts.

Estas luminarias son fabricadas con materiales reciclables que poseen altos estándares de calidad internacional, ya que son de aluminio extruido, y permiten obtener mejores niveles de iluminación, mejorando la seguridad para los conductores. En este aspecto, el mejor índice de reproducción cromático de las luminarias LED, mayor a 70, mejora notablemente el confort visual en comparación a las luminarias de Sodio de Alta Presión, que no superan los 25, en una escala donde 100 es el nivel más alto que se puede obtener. Además, su diseño ofrece un elevado nivel de protección contra la corrosión y los impactos. Son altamente resistentes y necesitan menor mantenimiento comparadas con las luminarias HID. Asimismo, trabajan de manera óptima por 100 mil horas, tiempo en el cual sólo presentan una depreciación del flujo lumínico de un 20%. Además, generan un ahorro energético de un 50% (como promedio), comparativamente con la tecnología HID.

Schréder Chile

Cabe señalar que Schréder Chile llegó a Chile en 1996 y forma parte de la multinacional belga Schréder Group, cumpliendo 111 años de experiencia internacional en iluminación exterior este 2018. La empresa ha instalado más de 600 mil luminarias desde Arica a Punta Arenas, y hoy forma parte del cambio histórico más importante para la eficiencia energética del país: la implementación de tecnología Led.

Los últimos años ha destacado por proyectos emblemáticos como el Barrio Cívico de Santiago, Túnel Vivaceta, caleteras de Autopista Vespucio Sur y San Clemente con Telegestión, y otros en comunas como Estación Central, Huechuraba, Macul, Lampa, Quinta Normal, San Bernardo, entre otros.