Miya Lost Villa

A cinco horas de Shanghai, entre la montaña Tiantai y la montaña Siming en China, seis edificios antiguos de un antiguo granero se han convertido en un moderno complejo de graneros. La oficina de arquitectura china Ares Partners, dirigida por la arquitecta Helen Wang, diseñó el Miya Lost Villa Hotel con estructuras contemporáneas blancas y fachadas de piedra, para unir lo antiguo y lo nuevo en armonía.

El estudio eliminó las capas de pintura blanca para revelar la mampostería original de las paredes. Se quitaron falsos techos para mostrar la construcción de madera del edificio. Las aberturas, desde pasillos hasta ventanas, se expandieron para que la luz del día llegue a los interiores.

Cada una de las 21 amplias habitaciones cuenta con una terraza privada para disfrutar de las vistas a la montaña. El estudio dijo que adoptaron un enfoque sensible a la renovación “para entablar un diálogo entre los edificios antiguos y nuevos, así como un diálogo entre la arquitectura, la montaña y la gente”.

Fotos de Su Shengliang y Ares Partners.