Planifica la luz profesionalmente

La luz es parte integral de la arquitectura, cuya estructura interna y externa, elementos de construcción y materiales imponen grandes exigencias a la luz. Algunas de estas demandas se pueden cumplir con la luz natural, otras solo se pueden cumplir con luz artificial.

Cuando se planifica la iluminación artificial, las necesidades del usuario deben ser cuidadosamente consideradas, ya que todos debemos sentirnos cómodos en nuestro entorno, disfrutarlos y experimentarlos. La luz nos estimula y hace una importante contribución a nuestra salud.

Buena iluminación significa no solo cumplir con las normas. En primer lugar, la persona, sus deseos y requisitos deben ser el foco de atención. Esto es lo que caracteriza el trabajo de quienes proyectamos la luz, que abarca todos los aspectos de la arquitectura. Interior y exterior: desde la iluminación residencial y de oficinas hasta la iluminación exterior en espacios públicos.

Aprender iluminación para luego proyectar y asesorar correctamente al usuario es fundamental para la vida de las personas y un medio ambiente saludable.