Planta CristalChile de GH+A- Guillermo Hevia

La planta ubicada en la comuna de Llay Llay es considerada la más moderna de su rubro en Latinoamérica, tanto en procesos productivos como en el cuidado del medio ambiente, la que con tecnología de última generación, logra cumplir estándares ambientales y de eficiencia energética de clase mundial.

Arquitectos: GH+A, Guillermo Hevia.
Colaboradores: Francisco Carrión(Arquitecto), Marcela Suazo (Desarrollo/CAD).
Ubicación:
El Porvenir 626, Ruta 5 Norte, Km 85, Llaillay, Valparaíso, V Región, Chile.
Especialista Bioclimática: Biotech Chile Consultores Ltda. (Jorge Ramírez).
Constructora: Salfa-Montajes S.A.
Ingeniería: Foster-Wheeler Chile S.A.
Dirección de Proyecto: Gerencia de Proyectos, Cristalerías de Chile S.A.
Producción de Vidrio: Owens-Illinois, EE.UU.
Inspección Técnica de Obras: Conos Ltda.
Cubiertas y revestimientos metálicos: Hunter Douglas Chile S.A.
Revestimientos de Cristal: Glasstech S.A.
Iluminación: Opendark S.A.
Mobiliario e Interiores: UP Proyectos Ltda., Pilar Undurraga.
Área construida: 27.500 m2.
Superficie de Terreno: 270.000 m2 (27 Há).
Año de Construcción: 2006-2007 (11 meses).
Fotografías: Felipe Camus, Guy Wenborne, Guillermo Hevia.
Publicaciones: Revista Dearquitectura N°19, Universidad de Chile.
Materiales: Acero, vidrios templados con serigrafía y hormigón visto
Proveedores: Glasstech, Hunter Douglas, Atika, Grasstech, Chubretovic, VIDROPAR, Arrigoni.

Para este segundo semestre de 2019 se prevee la operación del proyecto de ampliación realizado a partir del 2017, con el fin de aumentar la capacidad de producción de envases de vidrio en 100 mil toneladas anuales, tras añadir un nuevo horno, el tercero en Llay Llay y el séptimo a nivel compañía, con el fin de lograr satisfacer las necesidades de la demanda de los sectores de industria vitivinícola, cervecera, licores, bebidas y alimentos, mediante una inversión estimada en 100 millones de dólares para la construcción de un tercer horno que posee la capacidad de fundición de 400 toneladas diarias de vidrio.

Descripción de la Obra Original
Un manto ondulante que hace analogía a la geografía del lugar y se pone a favor de los vientos predominantes. El uso de múltiples tecnologías sustentables, crea el ambiente favorable para el trabajo y la producción de envases de vidrio.
La nueva Planta de CristalChile en Llay-Llay (viento-viento en mapudungún), a 85 kms al norte de Santiago, se pone a la vanguardia de la arquitectura industrial a nivel mundial al incorporar el uso de tecnologías Bioclimáticas (geotérmicas, energías pasivas, eólicas, aeroláuticas y aeronáuticas, lumínicas y acústicas), tanto a los edificios como a los procesos productivos, asumiendo un real compromiso con la Sustentabilidad, el Ahorro de Energías (en iluminación, electricidad, combustibles), la Calidad de Vida y la Protección del Medio Ambiente.
Es necesario resaltar que es una industria, donde hay procesos productivos y lo más importante, en donde trabajan personas. Se ha buscado privilegiar la calidad de vida en los recintos de trabajo, permitiendo la incorporación del paisaje natural a los espacios interiores. Por medio de la arquitectura pretendemos dignificar al hombre. La imaginación en el diseño, con la utilización de materiales simples, precisos, durables y de fácil manutención, sumados al aprovechamiento de los recursos ambientales naturales (vientos, luz solar, geotermia) logran hacer un aporte sustantivo y dar un mensaje a la sociedad.
La arquitectura es la protagonista para cumplir estos objetivos. Tanto de día como de noche, las formas ondulantes de una gran cubierta ascendente, son la imagen de un manto movido por los vientos del lugar. Las transparencias de sus fachadas de vidrio dejan traslucir el proceso productivo, logrando un discurso arquitectónico de lectura fácil y rotunda que pone énfasis en manejar la luz y las sombras, mostrar la escala monumental y cobrar significado frente al entorno inmediato y la geografía del lugar.

Características ecológicas
La posición del edificio en el lugar, permite que los vientos predominantes enfrenten las ondulaciones de la cubierta, los que mediante el uso de un sistema de ventilación Venturi natural, extraen el aire caliente del proceso de producción, logrando ventilar los recintos más expuestos a las altas temperaturas. Este sistema se complementa extrayendo el calor interior mediante la disipación que se produce en las fachadas vidriadas, con aperturas estratégicamente ubicadas. La incorporación de energía geotérmica mediante un sistema de tubos subterráneos, incorpora aire fresco a temperatura constante de 18°C a los lugares de trabajo, el que es filtrado y tratado de manera natural utilizando a la tierra como intercambiador de calor. Este sistema natural, permite la renovación permanente del aire del edificio. Mediante estudios de insonorescencia y el diseño de paneles especiales perforados en los cielos curvos y en los muros, el ruido de las botellas, es absorbido por las perforaciones y el material aislante, logrando controlar acústicamente los recintos. El edificio sólo utiliza luz natural cenital como iluminación diurna, alcanzando en verano un funcionamiento de 12 horas con luz natural. Durante la noche la iluminación de los recintos interiores y transparencias de las fachadas de las áreas de producción son la imagen iluminada en el paisaje. El edificio es el resultado de un estudiado diseño volumétrico y de cubiertas, colocado a favor de los vientos predominantes del lugar sin oponer resistencia, se inserta morfológicamente en el paisaje. Todas esas características nos llevan a pensar que hemos hecho una arquitectura responsable.

Iluminación interior y escenográfica: La actividad industrial funciona de manera continua las 24 horas y en forma ininterrumpida durante 7 años, hasta la primera mantención del horno. Por ello, la iluminación interior es muy relevante. Se privilegió una tecnología de lámparas de descarga de alta eficiencia, colocadas estratégicamente para lograr niveles de iluminancia homogéneos. En la noche por las fachadas vidriadas (de color azul) se transparenta la actividad productiva, haciendo del edificio un cuerpo vivo. Se utiliza además, lámparas LED en las escaleras de muy bajo consumo energético. En horarios especiales, se iluminan las columnas metálicas de las fachadas con luminarias de 70 W y de óptica controlada, para dar énfasis a la imagen nocturna del edificio. En la noche la luz es la protagonista. Se contó con la asesoría de especialistas (Opendark S.A.), para lograr estos objetivos de eficiencia, bajos consumos energéticos y estética acorde con la arquitectura. Durante el día todo el edificio se ilumina de manera natural (luz solar cenital y por las fachadas vidriadas), sin necesidad de utilizar iluminación artificial. En verano se opera hasta 12 horas sin utilizar energía eléctrica (máximo ahorro energético para un edificio de 27.500 m2).

Transparencias y cierros de vidrio:Se emplearon vidrios de seguridad (templados) con serigrafías de color azul, térmicos y laminados acústicos. La serigrafía permite colorear de manera económica los vidrios y controlar la radiación UV. La modulación de las fachadas buscó la facilidad de instalación, la máxima eficiencia, y diseñar con menor pérdida en los cortes (810 x 2.500 mm). Los cantos son pulidos a máquina (canto brillante) y fijados a perfiles metálicos con silicona estructural y ángulos de Al. En los recintos interiores (oficinas, salas especiales, comedor) se emplearon vidrios templados laminados acústicos (Salvid), colocados con fijaciones simples de sólo ángulos en la base y nivel superior para dar una imagen de continuidad, máxima transparencia y limpieza espacial. Para estructurar las fachadas, se emplearon costillas de vidrio de toda la altura.

Acústica: Se diseñaron paneles metálicos perforados (prepintados), con aislación inerte en el interior (lana de roca de alta densidad), de manera de absorber el alto nivel de ruido producido por las botellas y el proceso de fabricación del vidrio. Estos paneles perforados son complementados por las formas ondulantes (curvas) de la cubierta, haciendo muy eficiente los niveles de insonorescencia interiores. Los paneles perforados además, sirven para la luz cenital al combinarlos con cubiertas traslúcidas (policarbonato), filtrando la luminosidad.

Aisladores sísmicos tras el 27 F: Durante el terremoto de febrero de 2010 en Chile, la planta de Cristal Chile ubicada en Llay-Llay sufrió daños en la cámara regeneradora de uno de sus hornos y debió paralizar sus trabajos por más de dos meses. Debido a esto, para la ampliación de esta planta (de aproximadamente 3.000m2) se decidió incorporar aislamiento sísmico basal en las fundaciones de la estructura. El sistema de aislamiento consiste en aisladores elastoméricos y deslizadores friccionales dobles; estos últimos fueron provistos por Nüyün Tek. Dieciocho unidades fueron diseñadas y fabricadas para un desplazamiento máximo de +/- 450mm y una carga vertical de 4.200kN.

 

Tags

CristalChile, GH+A, Guillermo Hevia, Planta CristalChile, Planta CristalChile de GH+A, Planta CristalChile de Guillermo Hevia

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha