¿Quién ha ganado el Premio Simon de arquitectura?

El 28 de noviembre se dieron a conocer en Barcelona los proyectos ganadores de la segunda edición de Living Places – Premio Simon de Arquitectura. El premio, de ámbito europeo, ha contado en esta edición con la participación especial de México, y se ha otorgado en dos categorías, Lugares Personales y Lugares Colectivos, dotando con 10.000€ al ganador en cada una de ellas.

Esta nueva edición ha vuelto a contar con un jurado de prestigio internacional: Davide Rapp (Milán) arquitecto y videomaker que realizó el film “”Elements” para la Biennale de Venecia de 2014 como video introductorio a la exposición central; Cecilia Tham (Hong Kong, Barcelona), fundadora de la comunidad creativa MOB Makers of Barcelona; Ricardo Flores (Buenos Aires, Barcelona) del estudio Flores&Prats Arquitectos, uno de los ganadores de la edición anterior del premio; Frida Escobedo (México) fundadora de Taller de Arquitectura, que acaba de diseñar la Serpentine Gallery de Londres, y finalmente Salvi Plaja, Director de diseño del Grupo Simon.

En total han sido 145 los proyectos que se han presentado en esta edición, (un 40% más respecto a la primera) procedentes de 12 países europeos y de México. El jurado analizó todas las propuestas a través de los videos recibidos. El video es el principal formato de estos premios, ya que permite conocer de forma visual como se habitan los espacios que se presentan, añadiendo información a las herramientas habituales de dibujo, foto o texto. Ello sirve para poder elaborar el listado de 10 finalistas.

En la categoría Lugares Personales el premio ha recaído en Real Estate Boom House de Cardedeu, por el proyecto del arquitecto Lluís Alexandre Casanovas Blanco.

El jurado apreció el modo en que el autor, a través de una intervención mínima, crea tal cantidad de capas para estructurar una crítica que considera la necesidad de hacer menos y, de hecho actuando así, propone mucho más. Al mismo tiempo, la propuesta habla de nostalgia, sobre las posibilidades de lo existente, sobre la eventualidad del mercado inmobiliario. Los miembros del jurado quedaron impresionados con el vídeo presentado, considerándolo una interpretación perfecta de la esencia de “living places”.

Citando las palabras del autor: “La intervención arquitectónica para la Real Estate Boom House es un intento de destacar como tipologías de vivienda genéricas durante la burbuja inmobiliaria española son convertidas por sus usuarios en “Lugares Personales”. Para ello, el proyecto entreteje tradición y modernidad, nociones de alto y bajo nivel tecnológico, la presencia a través de los objetos y la ausencia física de los miembros de la familia, … y como estas dicotomías configuran la vida diaria en la casa.”

Por su parte, los mejicanos Isaac Broid + Productora han obtenido el premio en la categoría Lugares Colectivos por el Centro Cultural Teopanzolco, en Cuernavaca, México.

Hasta cierto punto, en esta categoría se encuentran espacios abiertos que son muy pequeños y también otros que están más definidos en cuanto a su programa, pero no solamente se trata de otorgar posibilidades a un espacio mediante su ambigüedad a través de la dicotomía abierto-cerrado, sino que también puede existir la posibilidad de que un programa específico de pie a uno nuevo.

Un magnífico ejemplo es el proyecto ganador de Lugares Colectivos: Teopanzolco Cultural Center en México, un auditorio que, con el uso de materiales y formas simples, crea una plaza inesperada en su cubierta, no requerida en el encargo, que se convierte en algo que suma, en un regalo para la ciudad. El cliente pidió un auditorio y los arquitectos le dieron un espacio público abierto que crea un punto elevado desde el que situarse para poder admirar la historia del lugar.

En palabras de los autores: “El énfasis en la relación entre el sitio arqueológico de Teopanzolco representa el mayor esfuerzo para generar un lugar colectivo. La situación de conexión tanto visual como física entre el nuevo auditorio y el sitio prehispánico depende del conocimiento de la historia y la cultura locales de la comunidad”. 

Los miembros del jurado apreciaron el extraordinario logro que es levantar tal proyecto en el contexto político, social y urbano de México (que difiere mucho del europeo). Les sedujo la elegancia del vídeo en sugerir el interior del edificio sin llegar casi a mostrarlo, abriendo la posibilidad de ser imaginado por la audiencia.

El jurado ha concedido también una mención especial a Alejandro Campos de Ic.arquitectura por el proyecto Aldo van Eyck. Le Musée Imaginaire, Loenen aan de Vecht (Países Bajos).

Vía: Lightecture