Root Bench en Seúl

Parte escultura, parte mobiliario, Root Bench en Hangang Art Park en Seúl, Corea del Sur, no solo desafía la clasificación, sino que también desdibuja los límites entre el entorno creado por el hombre y el natural. Diseñada por la oficina local Yong Ju Lee Architecture, la instalación aparece como una red de raíces de árboles que se extienden orgánicamente sobre el terreno cubierto de hierba del parque. De forma circular, con un diámetro de 30 metros, consiste en bancos bifurcados, similares a ramas, que suben y bajan suavemente para crear diferentes alturas para que las personas se apoyen, se sienten o se recuesten en un espectacular gesto escultórico que atrae a las personas a el parque.

El diseño de Yong Ju Lee, que se basa en la entrada ganadora de la empresa en el Concurso de Arte Hangang, fue facilitado por un algoritmo informático que generó la compleja geometría tridimensional del banco. Basado en un modelo matemático de ‘reacción-difusión’, que generalmente calcula la velocidad temporal y espacial de difusión que hace que las sustancias físicas se extiendan sobre una superficie, el algoritmo diseñó la forma radial única de la instalación que se disipa rítmicamente en el suelo.

Soportada por un marco de metal con soportes de concreto, la estructura cuenta con plataformas de madera que sirven tanto para fines estéticos como prácticos. Cómodos para sentarse o acostarse, los bancos de madera también se mezclan armoniosamente en el entorno natural como si crecieran orgánicamente allí. Con tres alturas diferentes, las superficies onduladas ofrecen asientos para niños y adultos, así como mesas donde los visitantes del parque pueden disfrutar de un picnic improvisado. Por la noche, la iluminación oculta imbuye al Root Bench con un ambiente místico y permite que el público lo use de manera segura después de que se haya puesto el sol, lo que subraya aún más que, lejos de alejarnos del entorno natural, las nuevas tecnologías pueden acercarnos.