Torre Consistorial Municipalidad de Las Condes de Undurraga & Devés Arquitectos

Referente estructural con entramado de diagonales de acero, revestidas de hormigón armado.

Autor: Undurraga Devés Arquitectos
Colaboradores: Pablo de la Llera, Felipe Recabarren, Isabel Pedrals, Orlando Etcheberrigaray, Luis Gutierrez, Leyla El-Massou, Alejandro Mankewitz
Superficie terreno: 1.396,94 m2
Superficie construida: 10.838,00 m2
Constructora: Neut Latur
Cálculo: José Jimenez – Rafael Gatica
Paisajista: Cristian Undurraga
Año proyecto: 2001
Año construcción: 2002-2003
Materiales: Hormigón Armado
Publicaciones: Revista BIT Noviembre 2004
Fotografías: Undurraga Deves, Guy Wenborne, Stephannie Fell, Rodrigo Fernández

Las diagonales configuran una piel para el edificio de 15 pisos, ubicado en la Avenida Apoquindo a pasos de metro El Golf. Fue diseñado por Cristián Undurraga junto a un equipo de Asesoría Urbana del Municipio de Las Condes.
La estructura es rígida y transparente al mismo tiempo, una especie de canasto que envuelve todo el vidrio, dando origen a un llamativo frontis, “una combinación de materiales: acero y hormigón en un elemento poético y nexo entre ingeniería y arquitectura” , según Undurraga. Este proyecto además, planteó soluciones respecto a la utilización del estrecho terreno del ex-teatro municipal, considerando también, los distanciamientos indicados en la ordenanza local.
Cabe señalar, que otra de sus preocupaciones fue el aprovechamiento de la luz natural, asegurando su paso, al mantener una distancia desde el perímetro de cada piso hasta el centro, de modo llegue a todo rincón.

Fachada metálica: Surgió como respuesta a dos condiciones que debía cumplir el edificio: contener espacios libres y estar compuesto por estructuras antisísmicas. Originalmente fueron pensadas en hormigón armado aunque requerimientos estructurales determinaron que ciertas conexiones entre la armadura harían difícil el proceso de hormigonado. De allí surgió la alternativa de una estructura de acero revestida en hormigón. Una respuesta compleja, si se considera la combinación de materiales para cumplir con los requerimientos exigidos por las normas chilenas e internacionales.
«Llegamos a una solución compleja de edificar que superó objeciones de tipo estructural, ya que el uso de materiales como el hormigón conspiraría contra la ductilidad del edificio. Ante estas complicaciones tuvimos que buscar soluciones creativas», comenta el ingeniero estructural Rafael Gatica.
Para los ingenieros del proyecto, el uso de nuevos materiales significó un reto y un avance en términos de seguridad, ya que las diagonales revestidas con hormigón autocompactante ayudaron a cumplir con la resistencia al fuego exigida por la Ordenanza General de Urbanismo y Construcción. La ingeniería aplicada a la fachada del edificio, dio paso a una estructura «racional y bella a la vez», comenta el arquitecto y para Gatica significó «una solución a un problema concreto». De esta forma, éstas, son estéticamente llamativas y aportan innovaciones constructivas en términos de materialidad de su piel.  Siguiendo las indicaciones del Comité de Sismología de la Asociación de Ingenieros Estructurales de California que no recomienda el uso de hormigón armado en diagonales, se dispuso esta combinación, asegurando la ductilidad de la estructura.
Cabe mencionar, que logran exaltar la tensión estructural del edificio al ubicarse fuera de la viga que rodea a las losas y otorgaron mayor expresividad a la fachada al conectarse con las losas a través de «cubos» que se amplían en las esquinas de la torre, y debido a su disposición, ayudaron a maximizar los espacios abiertos en la obra. Los elementos visibles de la fachada cumplen una función estructural en el edificio, y las diagonales son la esencia de las innovaciones estructurales del Consistorial. Los primeros tres pisos se realizan en HA.

Estructuras rígidas: El edificio distribuye sus dependencias conforme a la afluencia del público. En sus primeros pisos se ubican la Tesorería, el departamento de Patentes Comerciales y la Dirección de Obras, para dejar las otras plantas a las unidades de Asesoría Urbana, Administración y Alcaldía, entre otros.
Como una estructura apoyada sobre un núcleo sólido, sin pilares en el centro y ausente de elementos que rigidicen el uso libre del espacio, el proyecto se concibió sobre una planta libre de estructura interna de 15 x 15 metros apoyada en un núcleo duro que concentra las circulaciones verticales -que se reforzaron con una estructura en la parte trasera que constituye un núcleo de ascensores-, los baños y los espacios técnicos.
El trabajo conjunto de ingenieros, arquitectos y el departamento municipal dio con una ecuación matemática que resolvió los requerimientos del proyecto, constituyendo una caja de hormigón cerrada en los primeros tres pisos, y albergando en las doce plantas restantes las oficinas en espacios transparentes sobre una estructura con iguales características, a fin de equilibrar el núcleo.
«La estética surge después de la ingeniería y en este caso, se trata de una propuesta en la que arquitectos e ingenieros trabajaron simultáneamente en una idea preconcebida que permitió responder a los requerimientos del cliente constituyendo una planta libre y transparente», destaca Undurraga.
Para asegurar la luminosidad, se dispuso de un perímetro abierto con espacios interiores de máxima visibilidad y tabiques vidriados capaces de adoptar la luz natural como parte del lenguaje arquitectónico y dejarla circular hasta el centro del edificio. La idea respondió a una lógica matemática que se propuso darle rigidez y transparencia a la caja de vidrio. La luz fue esencial en la obra, como un material capaz de transformar a los demás materiales.

Mezcla segura: La utilización de acero revestido en hormigón es poco común en obras de gran altura en el país. Sin embargo, esta compleja mezcla tiene diversas ventajas como una alta resistencia al fuego. Su escasa utilización se debe, según Gatica, a la complejidad tanto estructural como arquitectónica de lograr una solución que compatibilice los requerimientos de resistencia al fuego. «Nuestra legislación, que aborda el tema desde el punto de vista de la resistencia pasiva, permite el uso de hormigón armado en edificios sin restricciones en relación con su resistencia al fuego obligando a revestir las estructuras metálicas».
En el caso del Consistorial, la decisión de utilizar esta mezcla se tomó en base a una prueba en obra a través de una columna de madera especialmente diseñada en escala 1 a 1 que se hormigón, se evaluó y dejó satisfechos a los responsables del proyecto. En el mercado existen diversos revestimientos de hormigón contra fuego que garantizan además de resistencia, un reducido peso a la estructura y propiedades incombustibles.

Tags

Municipalidad de Las Condes, Torre Consistorial Municipalidad de Las Condes, Torre Consistorial Undurraga & Devés, Undurraga & Devés Arquitectos, Undurraga Devés