Capilla San Manuel de la Estrella de Tomás y Alberto Browne

En muchos barrios de la periferia urbana chilena la pieza edilicia más significativa es un colegio o una iglesia.

Esta capilla emplazada en una esquina de Pudahuel provee a la comunidad de un espacio interior cuidado y calmo para dar lugar a la reunión y el encuentro.

Esta obra se hace cargo de la tradición arquitectónica de carácter religioso iniciada por la capilla de la Ciudad Abierta de Ritoque, en la V Región e Iglesia de los Benedictinos en Las Condes.

Arquitectos: Tomás Browne y Alberto Browne.
Arquitecto colaborador: Tomás Ortúzar.
Ubicación: Avda. La Estrella 1090-B, Pudahuel, Santiago, Chile.
Mandante: Parroquia San Luis Beltrán, Pudahuel.
Cálculo estructural: INGEVSA – José Manuel Morales.
Construcción:  Algorta.
Instalación sanitaria: Jaime Verdugo.
Instalación eléctrica: IPEL.
Iluminación: Paulina Sir.
Obra gruesa y 
moldajes: Moldar.
Inspección técnica: Cruz y Dávila.
Control acústico: Víctor Romeo, Rubén Romero.
Sistema constructivo: muros de hormigón armado; techumbre sobre vigas de acero.
Terminaciones interiores: cielos de listones 2 x 1”; pavimentos en radier afinado; revestimiento de muros entablado en pino radiata e= 7 mm; carpinterías de aluminio.
Terminaciones exteriores: hormigón a la vista pintado blanco, cubierta emballetada de aluzinc.
Presupuesto: US$833/m2; UF 20/m2.
Superficie construida: 623 m2.
Superficie de terreno: 4.179 m2.
Año de proyecto: 2011.
Año de construcción: 2012-2013.
Publicaciones: ARQ 86 (Scielo), Revista AOA N° 23.
Fotografías: Tomás Rodríguez.

Memoria de los Arquitectos:
Hemos de reconocer que la concepción del espacio arquitectónico y el obrar se inscriben en la tradición arquitectónica en el sentido de “ser espacio”. Por tanto, nos ubica a una distancia de las obras que componen su acervo.
,La tradición no se refiere a la forma como “formas a imitar”, sino que se refiere a ella como sentido; es por eso que la tradición es una presencia presente y no añoranza.Decimos esto porque esta capilla difícilmente hubiéramos podido concebirla sin la tradición abierta en nuestro país dada por ejemplos como la capilla en el fundo Los Pajaritos, del Instituto de Arquitectura de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso de 1953 (Cruz, 1954) y la iglesia del Monasterio Benedictino de la Santísima Trinidad de 1962 en Las Condes, Santiago, de Martín Correa y Gabriel Guarda (Aravena, 2002-2003).

Nuestras ocupaciones arquitectónicas se pueden sintetizar en cuatro puntos relevantes:

1- Cuidar de construir un interior que surja de una realidad litúrgica, por tanto hacer de esta capilla no un templo sino un lugar que acoja en plenitud el acontecimiento, la reunión y presencia de Jesús sacramentado con su pueblo.

2- Un cuidado para que la “forma” arquitectónica sea “eficaz”. Ello significa construir los límites que conforman el interior sin recurrir a imágenes de otras realidades. Eficacia de la forma que hemos asociado a la construcción de una atmósfera de paz; por ello, la forma interior precede y gobierna el exterior que se ajusta a éste.

3- Cuidar de la materialidad, la luz y la acústica. Tres dimensiones de la construcción del espacio arquitectónico que han de converger y conformar un todo. La materia como conformadora de los límites del edificio, la luz como expresión de una dimensión sobre natural y la acústica para el pleno anuncio de la palabra.

4- Un cuidado por la firmeza (resistencia), duración (mantención) y permanencia (plástica) de la obra edificada, de modo de resguardar que la forma no se degrade en el tiempo ya sea por agentes internos o externos;una forma que se cuida a sí misma.

Para mayor información:
Visita: Facebook de la Capilla San Manuel de la Estrella

Tags

Alberto Browne, Capilla San Manuel de la Estrella, Capilla San Manuel de la Estrella de Tomás y Alberto Browne, Tomás Browne, Tomás y Alberto Browne

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha