Hotel Indigo Patagonia de Sebastián Irarrázaval

En el medio de la Patagonia Chilena, específicamente en la ciudad de Puerto Natales se levanta “Índigo”, Hotel de la cadena Noi Hotels diseñado por Sebastián Irarrázaval que invita a conocer las maravillas del sur del país con inigualables vistas del fiordo Última Esperanza y las magníficas Torres del Paine.

Autor: Sebastián Irarrázaval.
Ubicación: Pedro Montt esquina Ladrilleros, Puerto Natales.
Colaboradores: Ximena García-Huidobro, Francisco Ibáñez, Patricio Poblete.
Superficie terreno: 700 m2.
Superficie construida: 1.680 m2.
Mandante: Olivier Potart, Ana Ibáñez, Hernán Jofré.
Constructora: Bravo e Izquierdo.
Cálculo: Luis Soler.
Especialistas: Diseño gráfico C-Proyecta.
Año proyecto: 2006.
Año construcción: 2007.
Materiales: Estructura de hormigón armado, revestimientos de fachada en planchas de acero cortina y madera de pino impregnada, revestimientos interiores en madera de lenga, varas de eucaliptos tratadas con fungicida en celosía interior, madera de pino sin impregnar teñida blanca en dormitorios y hormigón visto realizado con moldaje de tabla de pino sobre placa de terciado marino, pavimentos de áreas comunes en piedra pizarra, tablas de pino impregnadas en pavimentos de dormitorios y spa.
Presupuesto: 38 UF/ m2 (US$ 1.672 m2)
Publicaciones: Irarrazaval, Sebastián. Hotel Índigo Patagonia: Puerto Natales, Chile. ARQ (Santiago) [online]. 2008, n.68, pag.46-53 disponible en scielo.
Fotografías: Booking: Federico Sanchez, Pavel Špindler, Haldan Block, Jim Kearns, Fernando Herrera, Andres Maggio.

El hotel Índigo Patagonia está situado a un costado del pasaje marítimo de Puerto Natales, en el seno de Última Esperanza, entrada al Parque Nacional Torres del Paine. Tiene seis niveles, con 29 habitaciones y un spa en el último piso.

El proyecto se organiza alrededor de tres ideas: la primera, descubrir el edificio como lo haría un viajero que reconoce un lugar, no de una vez, sino que de forma fragmentada; la segunda, tratar de recoger preexistencias de carácter, como un cierto aire provincial y carente de ruido; y la tercera, diferenciar radicalmente el carácter íntimo de los dormitorios del espacio monumental de los espacios colectivos.

Con respecto a la primera idea y con el objeto de mostrar el vacío interior de forma paulatina, proponemos una circulación interior que va del nivel de la calle al último piso, evolucionando desde una suave rampa a un sistema de escaleras y desde corredores a puentes de forma tal que los movimientos horizontales y verticales devienen en una pausada coreografía por el interior del edificio.

Con relación a la segunda idea y con el objeto de reflejar ciertas características del contexto en la expresión externa del edificio, usamos materiales existentes en el pueblo, como maderas y planchas de fierro corrugado, un volumen simple que ocupa el total del sitio y un ritmo sistemático de ventanas.

Más específicamente, proponemos un volumen donde se recrean las diferenciaciones que son posibles de apreciar con frecuencia en Puerto Natales, donde las elevaciones que dan a la calle se distinguen de las que dan a los medianeros. Siendo consecuentes con esta realidad, usamos las planchas de fierro pintadas hacia la calle y madera impregnada hacia los costados.

Con respecto a la tercera idea, y con el fin de acentuar la intimidad de los dormitorios, generamos en cada recinto un estrato de madera donde quedan incorporados las superficies habitables; camas, lavatorios, cubiertas y ventanas. Por el contrario, los espacios comunes son principalmente espacios verticales donde una gran celosía de varas de eucaliptus recorre la altura total del edificio.

Finalmente es importante mencionar que el diseño gráfico se trabajó en conjunto con la arquitectura. Bajo el concepto de utilizar iconografías presentes en el área adoptamos el universo gráfico de contenedores y barcos para crear signos sobre las fachadas y el interior, los que recuerdan al Navimag, el único barco que atraca cada jueves, trayendo alimentos y noticias frescas al sur profundo.

El restaurante y lounge Índigo Patagonia están ubicados junto al hotel, en una vieja casa patagónica. El trabajo realizado consistió en el vaciamiento del interior y el refuerzo de los muros perimetrales con una estructura de acero. Con el fin de conectar los dos niveles se vació el interior con una figura en forma de Y.
Este vacío está ocupado con una pasarela y una escalera que extiende el traspaso de un nivel al otro, haciendo de la exhibición de los pasajeros una coreografía que anima el espacio.

Descripción de Espacios.
Habitaciones: Las 29 habitaciones en Noi Indigo Patagonia proporcionan el lugar de descanso vacacional más extremo en Puerto Natales. Diseñado para mostrar la belleza natural de la Patagonia chilena, nuestro alojamiento boutique cuenta con las vistas panorámicas más majestuosas del fiordo Última Esperanza y la montaña hasta donde nuestros ojos pueden ver.

Cuenta con 4 tipo de habitaciones:
Deluxe Corner: Habitación de 26 metros cuadrados. Cuenta con baño con ducha de lluvia y calefacción central.
Deluxe Esperanza: Habitación de 20 metros cuadrados de espacio. Cuenta con baño con ducha de lluvia.
Deluxe Dorotea: Habitación de 28 metros cuadrados, de una o dos camas.
Suite Noi: Habitación de 42 metros cuadrados, con una acogedora chimenea, baño con ducha, tina de baño y excelente panorámica.
Aiken Spa: Las instalaciones de Aiken Spa están compuestas por tres piscinas (una exterior y dos interiores), dos salas de tratamiento para masajes con terapias holísticas, relajantes y curativas de la Patagonia, zona de vestuario, ducha, sauna, camas canopy de relajo y jacuzzi.
Lounge Bar / Cafetería: Espacio envolvente a la circulación vertical del hotel. Con una cercha que sostiene el cielo con relieves que permiten mayor reflexión y luminosidad del espacio. Cuenta con una vista impresionante de Puerto Natales, lo que convierte este espacio en el ambiente perfecto para disfrutar de un rico café, pasteles, vinos, cócteles chilenos, en un espacio acogedor, de grata temperatura,  a causa de la madera como material que actúa como aislante térmico, ante las bajas temperaturas del exterior.
Restaurant Bistro Patagonia Kosten: Situado en el remate de esquina entre Calles Ladrilleros y Pedro Montt, es el espacio con grandes ventanales que ofrece una vista más completa hacia el exterior. La cocina y bodega son contiguas y están entre el restaurante y las habitaciones. Cuenta con acceso independiente por Calle Ladrilleros y está conectado al resto del hotel a través de las escaleras.
Salas de Estar: En distintos pisos del Hotel y anexas al espacio de circulaciones, poseen un ambiente acogedor, éstas varían en sus temáticas espaciales y en el diseño de distintos estilo de mobiliario, satisfaciendo con ellos distintos gustos. Existen zonas de relajo, descanso, lectura y conversación, todas orientadas a ciertas vistas: Fiordo, Torres del Paine y Calles de Puerto Natales.
Hall: El acceso es por Calle Pedro Montt donde está la recepción, salas de estar, servicio del personal y el espacio de escaleras que conducen al resto del Hotel, principalmente a las habitaciones en pisos superiores.

Labor de Especialistas. Diseño Gráfico para el Hotel Índigo Patagonia a cargo de C-Proyecta: Creó un Sistema de Comunicación para el hotel, el cual fue presentado como una de las obras de arquitectura y diseño emblemáticas de Chile, fue exhibida en el MOMA, Nueva York, el 24 de septiembre de 2009.
Año: 2009 – 2010.
Servicios: Identidad, papelería, señalética, vestuario, ambientes.

Tags

Hotel Indigo Patagonia, Hotel Indigo Patagonia de Sebastián Irarrázaval, Indigo Patagonia, Sebastián Irarrázaval

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha