Pabellón de Madera “El Amor de Chile” (Expo Milán 2015)

El Pabellón de Madera “El Amor de Chile” (Expo Milán 2015) de Undurraga Devés Arquitectos, es un edificio que se propone como una gran viga habitada de madera de Pino Radiata, a través de un diseño basado en lo tectónico y artesanal. Según el arquitecto Cristián Undurraga “este edificio se levanta y se abre para instalar allí una gran mesa donde todos comparten y donde se refleja la hospitalidad”.
Con una superficie aproximada de 2.000 m2  y 900 mde vigas, el Pabellón utiliza la madera debido a su flexibilidad para producir formas, liviandad y fácil transporte, además de ser un excelente recurso ecológico, estético, renovable, con una alta eficiencia energética, considerando sus propiedades térmicas, que le proporcionan al pabellón un carácter sostenible, además de una atmósfera cálida, con una luz única para acoger a sus visitantes.

Autor: Undurraga Devés Arquitectos
Ubicación: Pie de Cerro Ñielol, Temuco, Chile
Arquitectos:
Cristián Undurraga, Sebastián Mallea, Laura Signorelli, Soledad Fernández, Gastón Fuenzalida.
Arquitectos Colaboradores:
El Otro Lado (Ana Costa E., Eugenio García F.),  Ivan Hreplic
Diseño Audiovisual de la Muestra: Río Lab (Francisco Arévalo Maturana)
Año Proyecto: 2013
Año Construcción: 2014-2015
Año Exhibición en Italia: 2015
Año Inauguración en Chile: 2018
Tiempo de Armado: 9 meses
Materiales: Madera de pino radiata. (Empresa Arauco), Vigas de acero, Vidrio
Premios: Medalla de Plata Expo Milán 2015, Categoría “Arquitectura y Paisaje”
Publicaciones: Web del Autor, ArchDaily, Corma, Arauco
Fotografía: Cristian Undurraga+Sebastián Mallea+Roland Halbe (en web del autor), Corma, Arauco, Más Deco, Expo Milán

La estructura fue construida con pino radiata de amplias dimensiones, madera que fue enviada por la empresa Arauco y laminada en Italia para la muestra internacional. El pabellón emplazado en Temuco, a los pies del Cerro Ñielol, -luego que el Gobierno Regional se lo adjudicara a través de un concurso nacional- contempla los mismos servicios y decoración que el original destacando una mesa de 48 metros de madera de lenga proveniente de Magallanes y que fue tallada en Villa Alemana por el artista Osvaldo Peña.


Memoria de los Arquitectos para el Concurso: “Pabellón de Chile en la Expo Milán 2015”

Objetivo: Posicionar a Chile como una potencia alimentaria, enfatizando la calidad del territorio y de la gente que cultiva esos alimentos y la vastedad de mercados a los que llega Chile con sus exportaciones.
Estrategia: Recorrido experiencial a través del pabellón con el uso de dispositivos audiovisuales y escenográficos culminando en la gran Mesa de Chile donde el visitante puede degustar y adquirir productos alimenticios chilenos. La experiencia audiovisual será enriquecida con el uso de poemas de poetas chilenos que contribuyen a construir un relato bello y sofisticado dirigido al público europeo.
Tesis frente al tema de la Expo Milano 2015: Los alimentos integran una cadena de afecto que se inicia en la naturaleza, se enriquece con el arte y la dedicación de los que la cultivan y cosechan sus frutos, con el trabajo de aquellos que los procesan y distribuyen y también de quienes los preparan y llevan a la mesa. Lo que se exporta entonces no es un fruto determinado, es un regalo de afecto y belleza que se transmite de un lugar a otro del planeta.
Lema del Pabellón: El Amor de Chile.

Reflexión Preliminar: Tal vez no existe otro espacio donde la sociedad del espectáculo se exprese con mayor vehemencia que en las Ferias Universales. Creemos que en un ambiente sobrecargado de imágenes sobrediseñadas el contrapunto es la alternativa para hacerse visible. Una síntesis sobria, contenida, en medio de la saturación de efectos visuales resulta más representativa de lo que somos como país.Estamos convencidos que una propuesta depurada y pertinente, responsable con el medio ambiente y los recursos presupuestarios, silenciosa en medio del ruido, puede encarar de manera honesta y eficaz la visibilidad deseada.
Se trata, a fin de cuentas, de alejarse de los efectos para acercarse a los afectos.

Contexto Urbano: A partir del cruce de los ejes Cardo y Decumano el plan maestro de Herzog de Meuron propone un trazado nítido que se despliega ortogonalmente por todo el recinto ferial. Este orden radical, que nos remite a la ciudad romana, propone lotes angostos y profundos, estrategia que busca, sin duda, una mayor regularidad en la resolución formal de los pabellones.

Los ejes rectores de la “ciudadela” se acompañan con un delicado diseño de lonas para dar sombra a los visitantes. Ello confiere al trazado, además de un mayor confort ambiental, una atmósfera poética y tridimensional.El lote asignado al pabellón chileno se ubica al costado sur del Decumano, mientras que hacia el sur, el pabellón limita con el auditorio al aire libre. El costado poniente propone una calle menor (calle 28) que conecta el Decumano con el auditorio al aire libre. Sin duda es una situación de privilegio.

Formalmente el pabellón acompaña el orden propuesto por el Plan Maestro. Se trata de un volumen ortogonal “suspendido” en el aire para liberar el primer piso e incorporarlo al ajetreo urbano. Para reforzar esta voluntad se propone que la carpeta urbana penetre dentro del recinto del pabellón haciendo del límite entre lo público y privado una frontera difusa.

El Pabellón: Definimos arquitectura como “el arte de construir la hospitalidad”. La hospitalidad es la razón de ser de la arquitectura, en ella se manifiesta su utilidad. Pero la hospitalidad no define una forma, define un modo.
Proponemos una gran “viga habitada” de madera laminada donde lo tectónico y lo artesanal aparecen como una estrategia de resistencia frente a la seducción del espectáculo.

La viga en sí es simple y su esqueleto de madera expresa su condición estructural. Es precisamente allí, en esta dimensión estructural que al Pabellón interpela a quienes lo enfrentan. El esqueleto, que es a la vez estructura y exposición, se posa sobre cuatro bases de hormigón liberando el suelo para construir un espacio intermedio, un horizonte templado, propio de la arquitectura chilena. Esta estrategia minimiza el impacto sobre el suelo. A nivel de calle, este espacio es transparente y se ofrece como una sombra al visitante.
En este espacio se ubican los accesos y servicios del pabellón, mientras que la exposición temática (descrita más adelante) se desarrolla en el trayecto ascendente y al interior de la viga.Desde la distancia el pabellón aparece como una totalidad, (escala monumental) mientras en la inmediatez aparece el fragmento, el despiece, que nos relaciona con el cuerpo y le confiere una escala humana. El pabellón es un recorrido por Chile, por su agricultura, por los huertos marinos, sus valles y mares. Allí la madera, como materia sensorial, también se hace parte de esa geografía de cultivos.

El recorrido se inicia es una rampa mecánica ascendente. La estrategia aquí es regular el tiempo del ascenso y sustraer al visitante del tráfago ferial disponiéndolo para ese encuentro con Chile. El recorrido por el pabellón está dividido en 5 momentos los que se describen más adelante. El recorrido aprovecha lo extenso que la misma condición longitudinal del terreno propone. El pabellón dispondrá también de los espacios servidores descritos en los planos (auditorio equipado con proyectores audiovisuales; oficinas de administración; sala técnica para el control de equipos y seguridad; baños y camarines y sala de estar para el personal y bodegas para los productos que se vendan y el material promocional, oficinas y sala de recibo).

Por otra parte la simpleza de la planta, consciente de la caducidad del pabellón, favorece nuevos usos que otorgarán un vigor renovado a esta arquitectura. Las dimensiones y características de la estructura hacen posible que estos nuevos usos al interior del mismo, se realicen con cambios mínimos a la panelería existente. Consecuente con este espíritu sustentable, la racionalidad constructiva permite un rápido armado y desarmado para un eventual traslado y reutilización.

La Madera, Materia y Estructura: Hemos escogido la madera laminada como el material que construye y caracteriza el Pabellón. Está, además de su valor sensorial y tectónico, es un recurso renovable y valioso en la cadena medioambiental. Por otra parte, la madera laminada, es un material industrializado lo que permite una calidad homogénea y un adecuado control técnico.
El prestigio de la madera de Chile está afirmado en la creciente tasa de forestación la que contrasta con el proceso de deforestación planetaria. Chile es un país maderero y parece natural, al pensar un pabellón representativo del país en el marco de una Feria Mundial, que este sea de madera, un cultivo relevante en la economía nacional.

A esto hay que sumar la notable tradición constructiva en madera que se remonta al S XVIII con los hermosos ejemplos de arquitectura sacra y doméstica en Chiloé hasta ejemplos notables contemporáneos como las obras de José Cruz, sumando, entre siglos, la tradición maderera portuaria desde Magallanes hasta el norte grande además de las bellas obras legadas por la colonización alemana.

El pabellón de Chile en la Expo Milán 2015, se plantéa como un puente de madera de pino laminado. Este se apoya en cuatro bases de hormigón, liberando completamente el suelo, disminuyendo el impacto sobre el terreno. Al esqueleto reticulado de diagonales se le confía la expresión y síntesis de este pabellón. La verosimilitud de la estructura, expuesta en todo su esplendor, esta regída por un criterio no solo técnico sino también de autenticidad donde la forma estructural y la forma física son una misma cosa.

La posibilidad de prefabricación y la racionalidad constructiva propuesta apela a un prototipo industrializado haciéndose cargo de la rapidez y economía de montaje que un encargo como este requiere.

Recorrido: El pabellón se estructura como un recorrido por 5 momentos:
1. El Territorio
2. La Gente
3. Los Frutos
4. El Mundo
5. La Mesa de Chile
Descarga: Reseña_Recorrido Pabellón Amor de Chile_Temuco_Expo Milan2015

Etapas de Reconstrucción en Chile y Adaptación del Edificio
Se divide en 3 etapas:
1) Fundaciones del edificio e instalación de pilares metálicos, que incluyó la incorporación de tecnología antisísmica al edificio.
2) Montaje de la estructura de madera laminada, que incluyó aislante térmico, entre planchas de madera, para adecuación al clima del sur de Chile.
3) Diversas instalaciones y terminaciones necesarias para la entrega el edificio completamente operativo, tales como el proyecto eléctrico, de aire acondicionado, sanitario, instalación de ascensor y rampa mecánica, entre otros.

Cabe mencionar que la tecnología antisísmica empleada consiste principalmente en aisladores y disipadores sísmicos en la base del pabellón, de manera tal de otorgarle flexibilidad frente a movimientos horizontales. Se estima que esto permitirá reducir los esfuerzos sísmicos del edificio en aproximadamente un 80% respecto de lo que habría sido requerido sin ellos.

Horarios.
[ AM ] 10:00 a 13:00 horas.
[ PM ] 15:00 a 20:00 horas.
Gratis de martes a domingo.

Para mayor información:
Visita la web del Pabellón de Temuco en el sitio: Amor Araucanía
Descarga: Memoria del Pabellón El Amor de Chile en Expo Milán 2015

Tags

Cristián Undurraga, El Otro Lado, Gaston Fuenzalida, Ivan Hreplic, Laura Signorelli, Pabellón El Amor de Chile de Temuco, Pabellón El Amor de Chile de Undurraga Deves Arquitectos, Pabellón El Amor de Chile Expo Milán 2015, Rio Lab, Sebastian Mallea, Soledad Fernandez, Undurraga & Devés Arquitectos

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha