Oratorio Virgen del Parque de Gonzalo Mardones Viviani

El Oratorio de la Virgen se encuentra emplazado en el Parque Bicentenario de Vitacura. En él, el arquitecto Gonzalo Mardones, articuló el concepto de sumergirse en el encuentro con María, en un espacio donde la luz y el vacío conectara con el cielo.

Autor: Gonzalo Mardones y Asociados.
Equipo profesional: Gonzalo Mardones Viviani.
Ubicación: Parque Bicentenario de Vitacura, Santiago.
Superficie construida: 160 m2.
Constructora: Covalco.
Iluminación: (Diseño de Luz) Paulina Sir Arquitectos, (Diseño Industrial) Gaspar Arenas.
Año construcción: 2011.
Publicaciones: Obra publicada en Anuario AOA 2010-2011.
Fotografías: Nicolás Saieh, Pedro Mutis.

El lugar se abre como un diálogo desde el amor de María a los pies de la Cruz. El Cerro Manquehue es el telón de fondo que se contrasta con el cielo. La evocación de la naturaleza alcanza el relieve de un lugar sagrado.

La superposición del círculo interno frente a la geometría de la rampa de acceso que desciende, hace patente la unión entre el espíritu y su reencarnación humana. Entre lo sagrado, lo divino y la razón.
La obra asume formas primarias las cuales son fácilmente reconocibles. Se debe dejar atraer por la curiosidad y entrar dentro del oratorio “Virgen del Parque”.

La obra se construye desde la altura, soterrándose y abriéndose hacia el cielo a través de un cono de hormigón de 9 metros de diámetro.
9 linternas en módulos de novenos simbolizan a las 9 niñas que partieron tempranamente.

Es la presencia de la luz divina, de la luz vertical la que permite gravitar las formas de hormigón armado, sus contornos, sus planicies, posándose en el parque de manera de hacer presente la dimensión del cielo.

En otras palabras, la interiorización del cielo y de su luz en el centro de gravedad de la tierra.
Arriba está el cielo.

Los pliegues de hormigón se muestran como un gesto humano con el que la arquitectura acoge un lugar de recogimiento, un lugar de cobijo, un lugar de reencuentro dentro del parque.

Se accede a través de una rampa de 16 metros de largo con un 12 % de pendiente para llegar al oratorio memorial.
En el centro geométrico se plantó un Magnolio, este árbol es el único de la naturaleza que tiene 9 hojas en cada una de sus flores.
La materialidad es hormigón arquitectónico visto con incorporación de dióxido de titanio.

Se usaron moldajes fenólicos modulados.

El piso es de adoquines a la manera de una alfombra horizontal e inclinada dentro de un sistema de taludes verdes de pasto.
Como protección se utilizó un sistema de barandas de cristal templado embebidos en los elementos de hormigón.

Una cinta de hormigón levitando sobre la superficie adoquinada permite crear una banca corrida que frente a la presencia de la Virgen acoge a 9 velas mayores y 27 velas menores las cuales se insertan en los pliegues de hormigón visto.

 

Tags

Gonzalo Mardones, Gonzalo Mardones Viviani, Oratorio en el Parque Bicentenario, Oratorio Parque Bicentenario de Vitacura, Oratorio Virgen del Parque, Oratorio Virgen del Parque de Gonzalo Mardones Viviani

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha