Templo Bahá’í de Hariri Pontarini Architects

Proyecto Ganador de un Concurso Internacional donde participaron aproximadamente 80 países con más de 180 propuestas, y fue galardonado por el Jurado de World Architecture, que cuenta con 97 arquitectos y críticos reconocidos a nivel mundial.

El diseño del templo fue adjudicado a la oficina canadiense de arquitectura Hariri Pontarini Architects y su encargado es el arquitecto Siamak Hariri, quien mantuvo las características esenciales de los templos Bahá’í  y que lo convirtió en un Templo de la Luz con una cúpula con forma de flor, trabajando en conjunto con el estudio chileno Benkel Larraín Arquitectos y otros especialistas.

Autor: Hariri Pontarini Architects.
Arquitecto a cargo: Siamak Hariri
Jefe de Proyecto: Doron Meinhard
Arquitecto de Proyecto: Justin Ford
Equipo: Michael Boxer, Justin ford, Tiago Masrour, Tahirih Viveros, George Simionopoulos, Jin-yi Mcmillen, Jaegap Chung, Adriana Balen, Merhdad Tavakkolian, Naomi Kriss, Donald Peters.
Arquitectos locales: Benkel Larraín Arquitectos
Arquitecto de paisaje: Juan Grimm
Ubicación: Arboreto sur 11,000, Peñalolén, Santiago, Chile
Superficie terreno: 83 hectáreas total propiedad / 11 hectáreas terreno del templo
Superficie construida: Área del sitio: 9.287 ha. / Área construida: 794 m2 / Área de ocupación: 2438 m2 / Jardines: 6 hectáreas
Mandante: Asamblea Espiritual Nacional de los Bahá’í de Chile
Constructora: Fundaciones y estructura de hormigón: Fernández Wood Constructora S.A. / Superestructura y revestimiento: Gartner Steel and Glass GmbH
Cálculo: Simpson Gumpertz & Heger, Halcrow Yolles, Patricio Bertholet M. / TROW / Carruthers & Wallace Universidad de Toronto / Sirve S.A. / DICTUC Patricio Bertholet M. / VMB Ingeniería Estructural
Especialistas: Ingeniería mecánica, eléctrica, HVAC: MMM group, Videla & Asociados + The Ops Group / Acústica: Verónica Wulf / Diseño de Iluminación: Isometrix + Limari Lighting Design Ltda. /Inspección técnica de obra: CTO S.A.
Año proyecto: Diseño del Concepto: 2003-2004 / Desarrollo del Diseño: 2005-2006
Año construcción: 2010 – 2016
Materiales:
Estructura: Enfierradura y Uniones de Acero
Revestimiento Exterior: Cristal fundido con Polietileno
Revestimiento Interior: Madera y Mármol
Fundaciones: Hormigón armado.
Instalaciones de seguridad: Sistemas de extinción y rociadores.
Publicaciones: WEB: Bahá’í , DesignBoom, Catalogo Diseño, DesignLight, ArchDaily, World-architects, Azuremagazine, e-architect.co
Premios: 2010 World Architecture News Awards. —Civic Buildings Unbuilt.
2009 International Property Awards. Architecture Award—Americas.
2007 Progressive Architecture Awards. Bahá’í Temple of South America, Citation.
2005 Ontario Association of Architects Awards. Ideas & Presentations Category—Honourable Mention.
2004 Canadian Architect Awards. Award of Excellence.
Fotografías: Nico Saieh, Asamblea Espiritual Nacional de los Bahá’í de Chile + Hariri Pontarini Architects, Daniela Galdames y Webs consultadas

Descripción de los Arquitectos
Un templo de luz que expresa una fe inclusiva está a punto de convertirse en un punto de referencia en Chile. Ubicado en las faldas de la Cordillera de los Andes, más allá de la metrópoli de Santiago, el complejo templo curvo ha sido diseñado por el arquitecto canadiense Siamak Hariri, como una invitación a la contemplación espiritual y la peregrinación arquitectónica.

Rodeado de espejos de agua y un paisaje de pastos nativos, el Templo Bahá’í de América del Sur es una estructura en forma de cúpula, luminosa, que hace eco de la topografía ondulada de los Andes, y que parece flotar unos 30 metros por sobre la tierra. Sus nueve velos de vidrio monumentales enmarcan un espacio de culto abierto y accesible, donde se pueden acomodar hasta 600 visitantes en asientos de cuero y madera de nogal curvada.

Mirando al óculo central, en el vértice de la cúpula, los visitantes experimentarán una transferencia fascinante de la luz desde el exterior del vidrio fundido a un interior de mármol portugués translúcido. Al ponerse el sol, la luz capturada dentro de la cúpula pasa del blanco al plata, al ocre y al púrpura.

Luego de catorce años de trabajo, la casa de adoración sudamericana representa el último de los ocho templos continentales que se levantaron como parte de una notable cartera de arquitectura sagrada, encargado por la Comunidad Bahá’í, todas con el símbolo de la religión. Sin ritual o clérigos, ni imágenes, los Templos Bahá’í están concebidos para reflejar un ideal de culto universal, donde hombres, mujeres y niños pueden reunirse como iguales.

Los Bahá’ís creen en el papel fundamental del voluntariado (conocido como servicio) para aumentar su oración y reflexión dentro de una casa de adoración. Con el tiempo, las universidades y los hospitales se han erigido a las cercanías de los templos. En Chile, la conexión con la comunidad ha inspirado la reutilización de un casa club de golf existente en la propiedad para un centro educativo para jóvenes.

La apertura y la transparencia son fundamentales tanto para la estructura como para su sitio. La casa de adoración Bahá’í se puede acceder por nueve entradas situadas en intervalos regulares alrededor de la estructura en forma de cúpula, mientras que caminos curvados conducen a los visitantes a caminatas de meditación a través del paisaje en pendiente.

El aclamado arquitecto paisajista chileno, Juan Grimm, ha transformado un campo de golf estéril en un colorido paisaje exuberante con distintas variedades de plantas nativas resistentes a la sequía, que se extienden generosamente alrededor del templo. De acuerdo con el diseño paisajístico de Grimm y trabajando en colaboración con el Ayuntamiento de Peñalonen, los Bahá’ís están plantando árboles nativos Quillay para apoyar al programa ambiental “Crece Verde”. En total, más de 6000 árboles se han plantado o están creciendo en un vivero establecido para el paisaje del templo.

Los visitantes a este espectacular lugar se sorprenderán primero por la épica escala de la cordillera de los Andes. De camino por las escaleras de piedra hacia la Casa de Adoración, los visitantes sentirán los jardines que rodean al templo. En un momento del sendero, el templo desaparece momentáneamente solo para reaparecer junto a un monumental espejo de agua. De pie junto al templo, los visitantes apreciarán la compleja sutileza del revestimiento exterior en vidrio fundido que recuerda la estructura de los copos de nieve.

Este predio montañoso era de difícil acceso. Para abrir la Casa de Adoración a todas las personas como un lugar de oración y meditación, los Bahái’s han invertido significativamente para construir una nueva vía al sitio, permitiendo un fácil acceso para los santiaguinos. Respecto al proyecto, el senador chileno Francisco Chahuán dijo: “No tengo dudas que este lugar está destinado a ser un centro de oración, meditación y encuentro, que invitará a todos los vecinos de Peñalolén y todo el mundo a buscar un lugar de tranquilidad e introspección”.

Diseñar una estructura tan compleja y variada como la naturaleza requiere la más avanzada tecnología computacional. Liderados por Siamak Hariri, el equipo de Hariri Pontarini Architects creó su propio sistema de renderización para el escultural edificio, utilizando la fabricación digital para crear formas altamente irregulares y orgánicas en vidrio.

Antecedentes

Religión Bahá’í: Los Bahá’í son los creyentes del bahaísmo, una religión independiente que busca la unidad de la humanidad, lo que es definido como inevitable, y que a lo largo del tiempo podría originar una civilización mundial. El mensaje de esta religión data de mediados del siglo XIX y proviene de su fundador Bahá’u’lláh, o “Gloria de Dios” en árabe, quien es originario de Irán (o la antigua Persia).

Principios de esta comunidad 
– Unidad de las religiones.
– Abandono de todas las formas de prejuicio.
– Responsabilidad de cada persona para buscar la verdad de manera independiente.
– Igualdad de derechos y oportunidades para hombres y mujeres.
– Eliminación de extremos de pobreza y riqueza.
– Educación obligatoria e universal.
– Reconocimiento de la armonía entre la verdad religiosa y la ciencia.

Bahá’u’lláh
El significado de los Templos Baha’i: Sobre la base de los principios de la fe Baha’i, una casa de culto se debe construir en cada ciudad, pueblo, país y región como un símbolo de la unidad. La Cámara de Culto pretende ser un lugar de encuentro donde las personas de todas las religiones pueden adorar a Dios, libres de restricciones denominacionales. Estos templos son conocidos en la fe Bahá’í como el “Naciente lugar del recuerdo de Dios”, que hacen hincapié en la enseñanza de los aspectos sociales, humanitarios, educativos y científicos de la religión.

Origen del Bahaísmo en Chile: Si bien la primera comunidad Bahá’í se estableció en Chile durante los años 40, existen registros de que en 1919 llegó al país el primer Bahá’í. Ya en los años 80, las comunidades se habían expandido por el país e hicieron necesario establecer nuevos centros en donde practicar y difundir esta religión.
Por esta razón, durante los ’80 y ’90 se construyeron dos escuelas Bahá’í en la Región de la Araucanía y una en la Región Metropolitana. En 1950 la comunidad obtuvo su primer reconocimiento legal en la Asamblea Espiritual Local de los Bahá’ís de Santiago y once años más tarde, su segundo respaldo de este tipo en la Asamblea Espiritual Nacional de los Bahá’ís de Chile. No obstante, en 2002 el Ministerio de Justicia la reconoció como una religión independiente en Chile, según la Ley de Cultos.

Análisis de la Obra: La estabilidad de nuestro país y el gran tamaño de la comunidad en Chile -que actualmente se estima en 6.000 fieles- fueron los principales motivos para la comunidad Baháí internacional que justificaron la elección de Chile para construir su primer templo en Sudamérica y el octavo en el mundo. Si bien la idea se originó en 1953, no fue hasta el año 2002 cuando la Asamblea Espiritual Nacional de los Bahá’ís de Chile lanzó un concurso internacional de arquitectura en que se comenzó a concretar la idea. Los demás templos están ubicados en Australia, Alemania, Estados Unidos, India, Panamá, Samoa y Uganda, por lo que se encuentra uno en cada área continental.

Ubicación, Emplazamiento y Accesibilidad: El templo está situado en las estribaciones de la cordillera de los Andes en Santiago, Chile. Aislado por desiertos, océanos y montañas, Chile alberga un centro agrícola próspero en su valle central con plantas endémicas. Santiago se encuentra dentro del bosque esclerófilo y está bordeado por el matorral hacia el norte y el bosque al sur. La arquitectura refleja con cuidado la cultura indígena, los elementos sociales y medioambientales de su ubicación. El paisaje de los alrededores del templo incorpora aspectos de las tres zonas en diversos grados. Situado en el eje del Santuario en Akka Israel de Alquibla -Bahuallah, la arquitectura se coloca cuidadosamente en la cara del valle natural con las montañas en el fondo.

El templo se encuentra al interior del condominio Arboretum, en la comuna de Peñalolén (Santiago). Producto de esto, el ingreso al templo se encuentra restringido a quienes trabajan en la construcción del templo. Sin embargo, durante los próximos meses se construirá una calle que facilite el acceso directo al templo para que el público no requiera ingresar al condominio, un tema que fue solicitado por los propios vecinos.

Todo el complejo del templo y su función es de los alrededores son universalmente accesible en todas sus áreas. En la religión y la espiritualidad, una peregrinación es conocido por ser un largo viaje de significado moral para un santuario de importancia. Por tanto, la rampa que conduce al templo está destinado a mejorar simbólicamente viaje del peregrino.

Concepto del Diseño del Templo en relación al Bahaísmo: Como el primer templo de Baha’i en América del Sur, este proyecto es una narración de la historia de Baha’i, así como la continuidad cultural indígena de la región. Ubicado en la comunidad de Peñalolén, se erige como una visión poética de reposo luz sobre un intrincado interlay de revelar y ocultar. De acuerdo con el sistema de Abjad isopsefía, la palabra Baha’i tiene una equivalencia numérica de nueve. Como un homenaje simbólico a la fe bahá’í, el templo se divide en nueve secciones con nueve entradas separadas. Los métodos innovadores de diseño, combinado con el uso de tecnología avanzada han dado lugar a la creación de un punto de referencia privilegiado.

La arquitectura es predominantemente reconoce a través de los rituales, las acciones y los símbolos que los marcos. Al tomar el reino de la imaginación práctica, la arquitectura debe inspirar una conexión a la humanidad, el tiempo y el espacio. Situado en las estribaciones de los Andes, el templo de la luz se origina una forma original y narra la historia de éxito de Baha’i, al tiempo que ofrece espacios de experiencia serena. La arquitectura recuerda la cultura de la región y abarca la belleza de su paisaje, invitando a las personas de cualquier fe a reunirse en paz. El diseño presta especial atención a la composición y proporción a través de la reunión de los materiales y la estructura. El uso de métodos innovadores de la construcción, la arquitectura encarna un alto nivel de detalle refinamiento, y se materializa a través de la luz invenciones formales, estructurales y tectónicos.Una cúpula central, un entorno rodeado de naturaleza, nueve lados (o caras) y nueves puertas de acceso son las principales características de los templos Bahá’í. El simbolismo del número 9 corresponde a que las puertas apuntan a diferentes direcciones del planeta para darle la bienvenida a todas las personas.

De acuerdo al arquitecto, los pétales de esta flor son:
“las alas que darán la impresión de estar flotando sobre un espejo de agua, el cual permitirá que la luz se filtre a través de ellas durante el día y emita un brillo cálido desde su iluminación interior durante la noche”.
“El proyecto representa una rara convergencia de fuerzas que parecen destinadas a producir un monumento tan singular para convertirse en un punto de referencia mundial” dice el arquitecto.

Áreas y Distribución de Espacios: La superficie del terreno perteneciente a la comunidad tiene 83 hectáreas, dentro de las que el templo abarca 11 hectáreas. La superficie construida es de 1.200 metros cuadrados. La base del edificio está conformada por un cuerpo sólido de hormigón armado que incluye subterráneo, primer piso y anillo perimetral de mezzanina. El templo tiene un espacio central, que se observa como un sólo y gran espacio donde la gente se reúne para orar, éste tiene una capacidad para 600 personas sentadas y se sitúa bajo la cúpula con forma de flor que tiene 30 metros de altura y 30 metros de diámetro. Este espacio está definido en sus bordes por una tracería de elegante arquitectura de madera, es rica en textura, cálido por naturaleza y responde a elementos culturales de la religión.En planta, la forma circular de nueve lados (nonagon) del templo compone nueve secciones, divididas en espacios más pequeños.

1. Espacio Central, 2. Nichos, 3. Acceso principal, 4. Escalera
Niveles: 2 + mezanina.
Nivel 0: Subterráneo, máquinas y acopio.
Nivel 1: Espacio central.
Nivel 2: Mezanina.

Sobre su Forma, Estructura, Materialidad y Percepción: La forma interior del templo, suspendido dentro de su envoltura exterior radiante, es un volumen definido por tracería finamente articulada de madera, que ofrece una superficie interior con delicadeza ornamental, rica en textura, caliente por naturaleza, acústicamente práctico y sensible a los dados culturales de la zona. nueve alas envolventes del templo, idénticos en forma, tienen la forma orgánica y se torcieron ligeramente para producir una estructura de nido, legible como una cúpula ondulada suave posicionado en torno a una base elevada.

El templo es a ser situado en medio de un jardín radiante que comprende de nueve espejos de agua de lirio y nueve jardines de oración. El enfoque principal al templo revela una estructura sinuosa, etéreo, ligero lavado.

El templo toca suavemente en el suelo, su base habiéndose convertido en prácticamente transparente, con cada una de las nueve alas prácticamente flotando en el horizonte. Mientras firmemente conectado a tierra, en términos de su ingeniería, la forma del templo, sin embargo, habla de ascenso.

El diseño del templo es un juego restringido de aparentes contradicciones: movimiento en contra de la quietud, arraigo profundo del edificio hecho para parecer boyante, y una estructura simétrica que parece estar poseído de un espíritu performativo.

El Templo Bahá’í emplea tanto piedra translúcida y la tecnología innovadora de vidrio como medio de generar y que se manifiesta tanto en los aspectos fisiológicos y placeres espirituales de luz natural incorporada en la arquitectura.

En contraste con el fondo de la agitación de la cordillera de los Andes, el templo está diseñado como una cristalización de la luz-como-expresión, una estructura evanescente de blanco alabastro y vidrio: un lugar de luminiscencia puro. Durante el día, el alabastro y vidrio ondulado suave piel del templo forma su expresión externa. Por la noche, la imagen se invierte; todo el volumen se convierte en un resplandor totalizado caliente, con la forma interior del edificio visible a través del cristal.

La piel interior configura una especie de pantalla en donde los rayos del sol, bañan la superficie con cambio de patrones de fusión luz difractada con sombras pulsantes. La obra es una estructura irregular concéntrica de nueve lados donde se ubican nueve accesos, una forma simbólica de acoger y dar la bienvenida a todos los creyentes de todos los lugares del mundo. La forma final está determinada por la búsqueda de luz, donde nueves alas de una aliación de cristal y sólidos traslúcidos aparecen como velas rodeando el espacio, iluminando el interior de forma etérea. A pesar de lo luminosa que es la obra, es muy sólida en cuanto a su estructura pues se ubica en una zona altamente sísmica.

Este obstáculo se sortea incorporando cargas flexibles en la base de la estructura. El modelo estructural de uno de los nueve componentes elementales se deriva del concepto de una estructura de la hoja. Una columna vertical central proporciona el principal medio de apoyo a los elementos ramal secundario que, a su vez, servir de soporte a la piel exterior de piedra. La carga del sistema de armazón se acumula a lo largo de la longitud de la columna vertical.

La columna vertical es a su vez el apoyo de un elemento de base de hormigón. La estructura de acero se compone de un marco interior y exterior y arriostramiento diagonal en el medio.  La estructura, compuesta por columnas de acero y vigas, se apoya en un anillo de hormigón, que a su vez se sientan en las almohadillas de aislamiento sísmico que lo separan de la fundación. La piedra translúcida y la geometría del panel de vidrio que componen las alas y sistema de uniones que han sido pensadas especialmente para este proyecto, determinan que la estructura principal sea de acero, lo que enmarca el espacio en el interior.

Esta solución responde de manera eficaz a los sismos, el viento y el peso, además de ser compatible con los requisitos arquitectónicos que permiten el paso de la luz y revelar sombras que evidencian la estructura orgánica que compone el revestimiento. Hay 858 miembros individuales estructurales de acero por cada ala, una longitud diferente, y cada uno que requieren una conexión nodal único. La geometría de alabastro y el panel de vidrio fundido determina el enfoque hacia la estructura de acero, que como resultado se convierte en una estructura espacial de la forma siguiente graciosamente curvado. La obra está compuesta de enfierraduras construidas in situ y con revestimientos de piezas prefabricadas, montadas en obra.

“Los espacios interiores se materializan con colores cálidos y texturas suaves atractivos para todos los sentidos para el máximo confort. La escala apropiada de las proporciones humanas, los volúmenes proporcionan una atmósfera espiritual e inspirador. Cada entrada al templo está tallada en voz baja en la base de la estructura, formando así nueve alcobas. Reducido a las proporciones humanas, el acondicionamiento de las zonas especiales nacen como resultado de la óptica e identificación metafísica del paisaje circundante, así como la reflectividad serena del agua de las piscinas”, indica el arquitecto.

Revestimiento innovador: El equipo de diseño se embarcó en una serie de estudios para seleccionar el alabastro para el revestimiento interior del templo, incluyendo examinar cuidadosamente las diferentes regiones estratos geológicos de la piedra para determinar la translucidez deseada, el color y la cantidad de vetas. Se propuso un sistema de revestimiento que comprende cuidadosamente diseñado de vidrio fundido y la piedra de alabastro para mejorar el efecto de la luz natural dentro del espacio interior. El alabastro es extraído de la tierra en los cantos rodados, usando una máquina fresadora de cinco puntos que recibe información de CATIA, se esculpe lejos en la piedra que utiliza un brazo robótico para lograr la forma final designado.
Con el tiempo la paleta de materiales ha evolucionado para incluir el vidrio fundido para la capa exterior, alabastro español para la capa interna, así como de bronce fundido para la estructura visible.

Iluminación: La estructura está diseñada para ser permeable como sea posible teniendo en cuenta la luz natural para ir a través de la superficie exterior, la estructura y penetrar en la superficie interior. La forma exterior del templo se define por nueve alas apretadas, que envuelven el espacio interior. El volumen interno de las pantallas del templo los rayos de sol de lavar las superficies del templo con el cambio de los patrones de iridiscencia impredecible y suaves olas de la luz difractada. Como resultado, el templo se llenaba con una agradable iluminación natural desde todas las direcciones. Al permitir que la luz natural penetre, además de sus beneficios para la salud y financieros, la estructura prevé un beneficio visual adecuada y menos consumo de fuentes de luz artificial.

Costos: La construcción de la Casa de Adoración Bahá’í de Sudamérica tuvo un costo de US$30 millones y fue financiada únicamente con aportes voluntarios y anónimos de los integrantes de la comunidad, tanto internacional como nacional, que fueron entregados durante los últimos 10 años.

¿Qué se podrá hacer en el templo?
En el espacio central, los visitantes, independiente de origen étnico, religión o nacionalidad, podrán reflexionar y orar. En los alrededores del templo, habrán seis hectáreas de jardines abiertos al público que funcionan como miradores a 980 m.s.n.m y desde donde se puede ver gran parte de Santiago.

¿Quiénes podrán ir al Templo Bahá’í?
El templo estará abierto a todas las personas que buscan un lugar para reflexionar, independiente de su origen y creencias. Como está ubicado en la precordillera de Los Andes, se convierte en una muy buena opción para estar en un entorno rodeado de naturaleza a unos minutos del centro de la ciudad. Asimismo, en este lugar se puede disfrutar de una vista privilegiada de la ciudad.

Metodología de Construcción.

  • El cuerpo que está apoyado en sendos aisladores sísmicos.
  • La estructura está fundada y conectada a nivel de mezzanina.
  • Tanto el elemento central de la estructura de la hoja como sus nervaduras están hechos en perfiles tubulares de acero protegidos por galvanización por inmersión en caliente. Todas las conexiones son apernadas.
  • El diseño y disposición de los aisladores sísmicos permite un desplazamiento lateral de más de 0,6m en todas las direcciones, gap que está protegido por una placa de acero de gran espesor que se desliza libremente sobre el perímetro fijo de la fundación.
  • Pese a la forma aparentemente sencilla, la compleja geometría del proyecto convoca a una combinación de recursos tecnológicos, de diseño y representación, aunque sin dejar de lado la vertiente artesanal del oficio del arquitecto y del constructor. En esto último, habrá que mencionar los croquis hechos a mano que dan origen al proyecto, así como el uso de materiales y soluciones constructivas artesanales, como el empleo de la piedra en el pavimento de la nave central, el vidrio fundido fabricado uno a uno por un artesano en Canadá, la madera de los revestimientos de piso de la mezzanina, la preparación de las placas de mármol.
  • Entre los recursos de vanguardia, la utilización de programas como Maya (programa de modelamiento 3D normalmente usado en animaciones en la industria cinematográfica) y CATIA (poderosa herramienta usada en la industria aeronáutica y automotriz.
  • En la construcción, la vanguardia se expresa en el uso de los aisladores sísmicos, los sistemas de fabricación y ejecución de la estructura, las fijaciones de los elementos de revestimiento, los sistemas de seguridad y protección entre muchos otros.
  • El lento avance inicial de las obras civiles en relación a la aparición de la estructura cuyo montaje desafíos no menores de una geometría compleja. La obra no es muy grande, pero probablemente es la obra de geometría más compleja que se haya levantado en Chile. Es también un ejemplo y un paradigma de la construcción prefabricada y un muy buen ejemplo de la fabricación y construcción en acero.
  • La convergencia de materiales preparados en distintas partes del Mundo (vidrio de Canadá, mármol de Portugal, aisladores sísmicos de Italia, superestructura de Alemania, etc.) que fueron consolidados en Alemania y despachados a Chile supone, además, una gestión de logística y de coordinación que el proyecto ha desarrollado con mucho éxito hasta ahora.
  • Las obras de la subestructura de hormigón armado fueron ejecutadas in situ. La estructura de perfiles tubulares fue ejecutada en Alemania (Gärtner Steel&Glass GmbH), lugar en que asimismo se le dotó de la protección galvanizada por inmersión en caliente.
  • Esta estructura está hecha en base a una especie de columna vertebral de tubos de en tamos de secciones predominantemente rectas, unidas por soldadura hecha en taller. Estos tramos reciben los empalmes de las nervaduras que dan forma a la nave y serán soporte de los revestimientos, también en base a perfiles tubulares, al igual que sus bordes.
  • El material se prepara en taller, se galvaniza, se embala y se despacha por barco hasta Valparaíso, puerto desde el cual se traslada por tierra hasta la obra.
  • Cada una de estas estructuras que se repiten nueve veces (por cada una de las naves del edificio), es ensamblada a pie de obra. Primero se montó la columna central de cada nave.
  • Para ellos se construye una torre provisional de andamios que permitiera posicionar el anillo central del óculo, ubicándolo con precisión en el centro al que convergen las hojas.
  • Ya la compleja geometría de la columna central (o el tallo de la hoja) supuso un gran desafío para definir los puntos de izaje que permitieran suspender el elemento en la exacta inclinación en que se debía montar a fin de lograr el empalme en las conexiones de la base y del óculo.
  • Una a una se fue montando y fijando las estructuras principales de cada una de las naves, para luego comenzar el montaje de la estructura secundaria de la hoja, estructura que da la forma y permite el montaje de los revestimientos. A la fecha, se ha completado el montaje de la estructura de acero y, en su momento, se liberó el apoyo central del óculo, para permitir el asentamiento de la estructura.
  • Las fijaciones son mecánicas, aunque los perfiles de soporte de los revestimientos exteriores están recubiertos de elementos de sello que aseguran el asentamiento y sello del revestimiento. Es de mencionar que, aunque se repiten nueve veces (en cada una de las naves que conforman el proyecto), cada fragmento de mármol o de vidrio tiene una forma y geometría únicas, lo que agrega una complejidad adicional al montaje. Sin embargo, merced a la tecnología de modelación y fabricación en la lógica del CAD-CAM y a un riguroso y sistemático control de la obra. Se trabajó en paralelo en las obras del paisajismo, terminaciones y las múltiples instalaciones y obras complementarias que el proyecto incluye.

Descarga:
Las fotografías de su construcción haciendo Click AQUÍ

Video How do you build a sacred space? | Siamak Hariri

 

Tags

Benkel Larraín Arquitectos, Doron Meinhard, Hariri Pontarini Architects, Justin Ford, Siamak Hariri, Templo Bahá’í, Templo Bahá’í Chile, Templo Bahá’í de Hariri Pontarini Architects, Templo Bahá’í de Peñalolén

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha