Tu Reflexión de Nicolás Urzúa + Guillermo Hevia: YAP Constructo 6

“Tu Reflexión” es una galería espejada hecha con láminas de aluminio curvilíneas de 600 metros cuadrados, de aspecto laberíntico, pero que al mismo tiempo se mimetiza con el entorno. Dentro habrán sesiones de DJ y otras actividades culturales.

Autor: Guillermo Hevia García, Nicolás Urzúa Soler
Ubicación: Parque Araucano, Las Condes, Las Condes, Santiago, Chile
Colaboradores: Cristian Fuhrhop, Felipe Droppelmann, Cristóbal Montalbetti y Diego Rivera
Mandante: YAP Constructo, MoMA, MoMa PS1
Año proyecto: 2015
Año construcción: Marzo 2016 (instalación temporal)
Publicaciones: Entrevista a Ganadores en COSAS. 10 Marzo 2016. Por Catalina Plaza
Memoria en YAP Constructo 2015-2016
Premios: 1er Lugar YAP Constructo 6; 2015-2016
Fotografías: Cortesía Guillermo Hevia García, Nicolás Urzúa Soler ; Extensión Arquitectura UC; Cincuentamas.

El  3 de marzo, un sector del Parque Araucano fue intervenido con la sexta edición de YAP_CONSTRUCTO, una de las cinco versiones mundiales del  YAP (The Young Architects Program), la colaboración anual entre el Museo de Arte Moderno MoMA y el MoMA PS1.

El proyecto ganador, Tu Reflexión, es un “proyecto que juega con la reflexión personal al extrapolar un paisaje que no existe en Santiago”, según explicó Nicolás Urzúa en la inauguración, quien junto a Guillermo Hevia García, se adjudicaron la convocatoria cerrada en mayo de 2015.

“Te permite testear ciertas obsesiones que tenemos y que no podemos aplicar en concursos más convencionales”
, dice Guillermo Hevia.

Sus obsesiones tienen justamente que ver con la relación entre personas y arquitectura. Por eso eligieron trabajar con láminas de aluminio espejado , instaladas como un largo pabellón de curvas y contracurvas  que generan un juego con los reflejos de las personas que circulan alrededor.

“La obra tiende a fundirse con el entorno y no funciona sin público. Esa gente que al reflejarse se multiplica y se deforma es esencial para la experiencia que queremos crear”
, agrega.

El evento contó con la presencia de Ernesto Ottone, ministro de Cultura; Martita Fresno, en representación de la Municipalidad de Las Condes y Martino Stierli, en representación del MoMA. Como ya es tradición, los fundadores de CONSTRUCTO (Jeannette Plaut y Marcelo Sarovic) también anunciaron el listado de equipos finalistas para la próxima edición, YAP_Constructo 7:

• Diego Rossel
• Sebastián Cruz + Cristóbal Riffo
• República Portátil
• Torres + Reutter + Harada + Straub
• Pedro Pablo Contrucci y Carlos Sfeir

Breve Memoria YAP Constructo 2015-2016

Un paisaje de montículos está cubierto de hierba, la vegetación esponjosa y coloridas flores silvestres, y es atravesada por un pequeño arroyo.  En esta topografía se insertan tres planos de acero con espejos que crean una serie de espacios interiores y exteriores y desdibujan los límites de la instalación.  A modo de sus superficies de espejo, la intervención se hace desaparecer de manera que el entorno reflejados del sitio se convierten en el proyecto real. Las estructuras como espejos se forman utilizando una abundancia de concavidades y convexidades, que permiten las placas de acero para ser auto-apoyo. Su Reflexión crea una experiencia incierta, una situación de distanciamiento que no se puede controlar, como las reflexiones y las deformaciones posibles por el acero de espejos planos son infinitas.  La instalación crea un encuentro que pertenece a un mundo onírico de las ilusiones, más surrealistas que real, y lleno de sorpresas.

Descripción de los Ganadores YAP COnstructo 2015

No sabemos con certeza si “tu reflexión” es una experiencia, una ilusión, un paisaje, un lugar, un objeto, un intento de construcción surrealista, una aproximación artística o una mezcla de varias. Esa posición inestable o de incertidumbre -el estar frente a algo que es difícil de determinar- pero que es capaz de interpelar al visitante, y volverlo aquello que le da sentido “al proyecto” nos seduce.

“La incertidumbre es una posición incómoda. Pero la certeza es una posición absurda”  
Voltaire.

Hemos querido construir una experiencia incierta, una situación de extrañamiento, de la cual no pretendemos tener el control, puesto que las posibilidades de reflejo y de deformación provocada por los planos bidimensionales de acero espejado cóncavos y convexos son infinitas, en la medida en que nos movemos a través de él. Queremos que el visitante esté a la expectativa de qué será lo que le sorprenderá en el siguiente lugar.

El proyecto tiene su punto de partida en las dos definiciones de la palabra reflexión: por un lado la reflexión óptica literal, (deformada y multiplicada) en el sentido físico del fenómeno [A] y la reflexión de orden mental [B] al verse a uno mismo reflejado/deformado en el proyecto, y que esta dualidad genere un cierto estado de introspección.

Precisamente a esta doble condición, sensorial y mental, alude el nombre que le hemos dado a la propuesta: “Tu reflexión”, donde el pronombre personal “tu” alude a que el proyecto existe en la medida en que el visitante se encuentra en él y con él, y el proyecto es capaz de producir algo en este visitante. Sin ese testigo, “el proyecto” no existiría. No se trata sólo de mirar la obra, sino de dejar que te rodee, que te envuelva, para pasar a formar parte de ella, y que ella pase a formar parte de ti, de una forma pasiva o activa, según nuestras propias capacidades de observación y reflexión.

La materialización de esta experiencia se logra mediante dos operaciones:
La primera es la definición de un soporte o topografía, un paisaje de lomas suaves, saturadas de pasto y vegetación esponjosa, coloreada por una infinitud de flores silvestres diferentes, y que además será atravesado por un pequeño arroyo que podría cruzarse de un brinco. Este paisaje se traslada desde un lugar imaginario, que podría ser una pradera silvestre o el instante de alguna pintura de Alfred Sisley. Creemos que la pendiente natural (artificial) y esponjosa es uno de los lugares más gratos para caminar, sentarse, descansar o recostarse.

La segunda operación es la inserción de tres planos bidimensionales de acero espejado, que construyen una serie de espacios interiores y exteriores, borrando los límites, desapareciendo, dejando que su rededor reflejado sea el verdadero proyecto.

Estas cintas se configuran y estructuran mediante una abundancia de concavidades y convexidades que le permiten autosoportarse y mantenerse de pie en un mismo horizonte de 3,20 m y con sólo 40 mm. de espesor, casi sin elementos que lo anclen en el suelo, sólo los puntos mínimos que nos solicite la construcción. Es la relación entre estos 3 planos bidimensionales la que configura un volumen asimétrico, casi desarticulado, donde no nos interesa la construcción de la forma propiamente tal, sino que la interacción entre los planos espejados, las curvas y las contracurvas, donde hemos multiplicado la cantidad de situaciones reflectantes y de deformación, de manera de producir una interacción perteneciente a un mundo de ilusiones, más surreal que real, dado que en la naturaleza no existe la reflexión vertical. Al igual como sucede en el Palacio del Alba y el Ocaso, no existen elementos horizontales de techo, la luz y la sombra se configuran y proyectan sobre el suelo por la incidencia en el plano vertical.

La proximidad de los planos tenderán a sombrear el lomaje durante la mayor parte del día, generando un ambiente templado, que se refresca además por el sonido y la presencia del estero que recorre este paisaje. El mismo recurso de planos verticales y sombras proyectadas empleó, de manera admirable, José Antonio Coderch para configurar y sombrear la terraza de la Ampliación del edificio de la ETSAB que realizó entre 1980 y 1984 en Barcelona.

Las curvas, contracurvas y el hecho de que en muchos momentos las cintas se encuentran enfrentadas y a diferentes distancias, generarán un universo de reflexiones, multiplicaciones y deformaciones, como si nos encontráramos en una pintura de René Magritte, o incluso frente a algunos retratos de Francis Bacon. Esta experiencia se logra en la medida en que nos adentramos en el proyecto, varía nuestro grado de proximidad, nos acercamos, lo tocamos, nos alejamos. Estas situaciones se intensifican en la medida en que más cuerpos se mueven por este lugar, generando coreografías de colores y movimientos que se irán multiplicando de manera infinita.

El módulo
Hemos querido cambiar el centro de la propuesta del objeto, a la experiencia del sujeto -la interacción que éste y otros- y como su rededor o contexto se reflejarán y deformarán con él y frente a él. No pretendemos finalmente construir una propuesta cerrada, sino que articular un universo de sensaciones y experiencias abiertas a que muchas cosas pueden pasar.

[A] RAE 1. f. Fís. Cambio de dirección o de sentido de la luz, del calor o del sonido cuando se les interpone un obstáculo.
[B] RAE 2. f. Pensamiento o consideración de algo con atención y detenimiento para estudiarlo o comprenderlo bien.

Entrevista a los Arquitectos Ganadores: Guillermo Hevia + Nicolás Urzúa
(Por Catalina Plaza)

“Una experiencia, una ilusión, un paisaje, un lugar, un objeto, un intento de construcción surrealista o una mezcla de varias”, así describen los arquitectos Guillermo Hevia García y Nicolás Urzúa “Tu reflexión”, la intervención que se inauguró hace unos días en el Parque Araucano y que se enmarca dentro del programa de arquitectura joven YAP_CONSTRUCTO (Young Architects Program), asociado al Museum of Modern Art (MoMA de Nueva York).

¿Cuál es la idea principal detrás de este proyecto?
–Hemos querido construir una experiencia incierta, una situación de extrañamiento, de la cual no pretendemos tener el control, puesto que las posibilidades de reflejo y de deformación provocada por los planos bidimensionales de acero espejado cóncavos y convexos, son infinitas, en la medida en que nos movemos a través de él y del paisaje silvestre que hemos trasladado a su interior. Esa posición inestable o de incertidumbre –el estar frente a algo que es difícil de determinar–, pero que es capaz de interpelar al visitante y volverlo aquello que le da sentido “al proyecto”, nos interesa.

¿Cómo nació esta idea?
–El proyecto tiene su punto de partida en un concurso anterior que habíamos ganado para construir un pabellón/mirador en madera. En esa oportunidad empezamos nuestro trabajo con curvas y contracurvas, generando así espacios interiores y exteriores sinuosos, que construían muchas situaciones y que permitían, además, que las láminas de muy bajo espesor se estructuraran por sí solas. A ese trabajo se sumaron inquietudes y obsesiones más personales dentro de los temas que nos interesa investigar como oficina. Estábamos trabajando con la deformación y la multiplicación, y su manifestación en campos del arte como la pintura, la fotografía o el cine que logran llevar dichas experiencias hacia límites bastante radicales. Llevando eso a la arquitectura empezamos a trabajar con materiales reflectantes, pero que pudieran asumir estas curvaturas y ser autosoportantes.

¿Qué experiencia esperan generar en los visitantes?
–Nos interesó en primer lugar que el centro del proyecto fuera el visitante y no el proyecto por sí solo. En ese sentido, la interacción de los visitantes con el proyecto es lo más interesante que ocurre en el pabellón y en la medida en que la afluencia de público es mayor, la experiencia que en él se produce es mucho más interesante, ya que las multiplicaciones, reflexiones y deformaciones se vuelven mucho más intensas. Lo segundo tiene que ver con trasladar a las personas a un paisaje silvestre y contenido dentro del pabellón y que uno no espera encontrar, en donde el agua y la vegetación silvestre juegan un rol fundamental.

¿Cuál crees que es el aporte de este tipo de iniciativas?
–Los aportes son múltiples. En primer lugar es un espacio de ocio, en medio de un parque público. En ese sentido, la rotativa anual de proyectos del programa YAP CONSTRUCTO para los usuarios del propio parque es muy valorable, ya que construye experiencias bien diversas una de otras. Desde el punto de vista profesional y como oficina, esta iniciativa hace posible trabajar sobre temáticas que son menos usuales, lo que te permite operar con mayor libertad que la que existe en encargos privados o concursos públicos, ya que el foco está puesto precisamente en la construcción de atmósferas y experiencias pensadas para el ocio y que sirvan como soporte para actividades culturales.

¿Habían trabajado antes en un espacio público?
–Esta es la primera vez que trabajamos en un proyecto público y en un espacio público, y esa es probablemente la condición más interesante del proyecto. Cuando una obra puede ser usada por todas las personas adquiere una dimensión particular, pues empiezas a pensar en un colectivo y no en un particular. La arquitectura debe tomar cada vez más en cuenta esta dimensión colectiva e insertarse de manera abierta en la ciudad.

 

Tags

Guillermo Hevia, Nicolás Urzúa, Nicolás Urzúa + Guillermo Hevia, YAP CONSTRUCTO: Tu Reflexión, YAP CONSTRUCTO: Tu Reflexión de Nicolás Urzúa + Guillermo Hevia

Contáctenos
Los campos marcados con * son obligatorios.
*
*
*
  
*
* Ingrese código: captcha